Simago

Published on junio 24th, 2011 | by Joni Pod

0

La vida de supermercado de un “Sufridor en Casa”

Por JoniPod

Continuamos con nuestra serie de post sobre la vida cotidiana de un Sufridor en Casa. Si hacemos repaso ya hemos visto como deberíamos llamar a la radio, cómo no felicitar en Facebook, ser vocal de una mesa electoral o nuestra primera comunión. Hoy queremos repasar contigo algunos puntos claves en la vida SEC en los supermercados, puede que muchos ya los apliques o que te sirvan de consejo para ganar puntos como Sufridor.

El Pryca sigue vivo

Lo de las cadenas de televisión no es nada al lado de la fusión de los supermercados/hiper. Señoras que señalan: “donde ahora ves Carrefoures, antes había Prycas”. Porque cabe recordar que Carrefour antes era Pryca o Continente, y estamos seguros de que tu madre también es de las que siguie diciendo: “vamos al Pryca a comprar leche y aceite”. Queda superSEC, así que, lejos de corregir a tu progenitora, únete a ella y repite frases como: “Jo, estos platos los compramos en Continente”. Que igual es que eres un poco rata y sigues teniendo la vajilla de arcopal que te compraste en 1994 cuando aún era Continente. Porque tú tienes PRYCA…

The Adobe Flash Player is required for video playback.
Get the latest Flash Player or Watch this video on YouTube.

Ir a comprar como si estuvieras en la posguerra

El Día es todo un clásico para muchos de nosotros. Especialmente para esos primeros años en que te vas de casa, eres estudiante y tienes menos ingresos que Chayo Mohedano por sus discos. Siempre hay un Día cerca de casa dispuesto a salvarte la vida con productos random de precio muy económico. Desde hace un par de años la cadena ha tratado de renovarse y limpiar modernizar sus instalaciones para parecerse más a un supermercado estandar que a un almacén de Fuenlabrada, aunque todavía no acaba de conseguirlo. Que levante la mano el que no haya tenido que pelearse con cajas y palés en el Día para coger un paquete de arroz o una botella de Fanta. Algo similar ocurre en el Lidl, lo tienes todo en plan rastro, y cualquier día te vas a encontrar con el palé embalado y vas a tener que ayudarles tú a colocarlo en el supermercado

No sabes si estás en el super o has entrado por el almacén

No sabes si estás en el super o has entrado por el almacén

Las marcas blancas

Al hilo de lo que comentábamos antes, hace unos años, comprar marcas blancas era señal de bajo presupuesto, a día de hoy ya es un clásico, sea por la crisis o por el cambio de tendencia del consumidor que no quiere ver programas de Pilar Rubio pero sí quiere Champú Auchán, lo cierto es que cada vez cuesta más ver cosas de marca. Y si no, vete a Mercadona o a Lidl donde sus productos propios inundan las estanterías.

Que levante su carrito de la compra el que no tenga en casa limpiador Bosque Verde, leche Hacendado, o cremas Deliplus. Esta empresa de origen valenciano se ha convertido en la reina Sofía por un día en cuando a popularizar la marca blanca, combinando calidad y precio (ains, esto me ha quedado muy de teletienda). Merece atención detallada el nombre que los supermercados eligen para  sus productos, mención especial al “AhorraMás”, que cuenta entre sus marcas con “Alipende”, “Meque” o “Lanta”. Si tu opción es ponerte Caritina te recomendamos ponerte delante del sofá junto a un yogur gigante marca “Milbona” los de Lidl, que están buenísimos.

Lo curioso es que ha sido tal la generalización de los productos de marca blanca que hasta los propios supermercados han tenido que lanzar una “marca blanca” de sus marca blanca… sí, me explico peor que Raquel Revuelta intentando dar un discurso. Así, tenemos “Carrefour Discount” o “Eroski Basic” que son como “mira, que ya más barato, casi que te vienes a la fábrica y te lo damos sin empaquetar”. A la moda se ha acabado uniendo hasta “El Corte Inglés” que a sus productos propios “El Corte Inglés” o “Hipercor”, suma su marca “Aliada”. Desciende la venta de productos de marca, menos inversión en publicidad, y Telecinco, más “solidaria” que nunca lanza esta campaña…

The Adobe Flash Player is required for video playback.
Get the latest Flash Player or Watch this video on YouTube.

La tecnología en el hiper

Además de alimentación, los hipermercados también miran por nuestro bolsillo en cuanto a tecnología se refieren y nos han enseñado marcas como “Grunkel”, “Bluesky” o grandes clásicos como “la máquina de hacer pan del Lidl”. Los pequeños electrodomésticos del Lidl son ya un clásico, sin saber por qué, un día vas a comprar tres cosas y sales con una máquina de hacer gofres y otra para cortar la mortadela, pero no sabes por qué. Eso sin contar las señoras que montan sus #acampadalidl los lunes y jueves para adquirir esos productos en “edición limitada”.

"¿Qué apostamos a que adivino el precio de tu compra?"

“¿Qué apostamos a que adivino el precio de tu compra?”

La cajera simpática del Día %

Esto es un mito como el de la niña de la curva, o al menos todavía no conozco a nadie que se haya encontrado una cajera en el Día que te diga “buenos días”, te sonría y lejos de transmitirte el buenrollismo de Miriam Diaz Aroca, la cajera es un poco Terelu. Pasan tus productos con cara de mal humor como si encima no fueras a pagar por ellos y te los tiran para que te busques la vida. Mención especial al clásico de la cajera gritando “aalguieeeeen va a pagaaaar con un billeteeeeee de 50”, como si cualquier día te fueran a obligar a venir con el precio exacto y no devolver cambio. En contraposición tenemos a las cajeras del Mercadona, que por lo general suelen ser más majas que una azafata del 123, y asistimos a la creciente incorporación de chicos a las cajas, lo que hace que sea todo como más mixto, exótico y Tommy Hillfiger.

Paga por tus bolsas

Al césar lo que es del césar, y ahora que casi todos los super te cobran por las bolsas, es necesario mencionar que fue el Día% pionero en esto de cobrar las bolsas, era marca de la casa. Siempre recordaré la visita de mi madre a Madrid hace unos años, que entró en un “Servicio Autodescuento %” (no, en Canarias no había Día aún) y al ir a pagar le dice la cajera: “¿Quiere bolsa?” y mi madre le responde: “Claro, no voy a llevar la compra en la mano”. Luego se dio cuenta que le estaba diciendo que iba a pagar por la bolsa. Eso sí las bolsas del Día tienen muchísima más calidad que esas que te dan en el Carrefour, que empiezan a ser biodegradables desde el momento en que metes las cosas dentro y sales del hiper. Sigo sin creerme esta cruzada ecológica, y me quedo con esta página de Facebook: “Bolsas de supermercardo que si las pagas no contaminan, si te las regalan si”. Porque no olvidemos la gran labor social que ha cumpido durante años la “bolsa de supermercado”, como bolsa de basura, para guardar los zapatos en los viajes dentro de la maleta, para cubrirse en caso de lluvia o por si eres la señora de Valencia de Callejeros.

Trucar la báscula en la frutería

A mi esto me recuerda siempre a los comics de “13 Rue del Percebe” donde había un tendero que intentaba siempre timar a sus clientas. Sabemos que hay señoras que acuden a la frutería del Alcampo o el Eroski y cuando van a pesar la fruta no acaban de apoyar la bolsa del todo, como quien no quiere la cosa, o cambiar la etiqueta e intentar colarle a la cajera que aunque en la bolsa haya pomelos, son manzanas como reza en la etiqueta.

Gimme, Gimme...huevos

Gimme, Gimme…huevos

Recorrerte la España de las Autonomías a través de sus supermercados

Queremos cerrar el post con una propuesta para las cadenas de televisión. Queridos directivos, fichen ustedes a Alicia Senovilla y ponganla a presentar “Un carrito en la mochila”. Un formato adaptación de “Un País en la Mochila”, pero en este caso nuestra ilustre diva presentadora, se recorrerá el país de supermercado en supermercado, viendo las peculiaridades locales. Porque más allá de las grandes cadenas, en las provincias de España tenemos cadenas como Covirán, Condis, SuperSol, El Árbol, mi adorado Hiperdino, Froiz, Spar, Vivó, el mítico UDACO, Maxcoop,  Supermercados de Madrid… Nuestro homenaje a esos supermercados de barrio, pequeños, que ponen sus letreeros con cartulinas de colores fluor y usan las reglas de pintar las letras y rotulador gordo para marcas las ofertas del mes. Maravilloso.

Y tú, ¿que crees que es lo más SEC de los supermercados?

Tags: , , , , , , , , , ,


About the Author



0 Responses to La vida de supermercado de un “Sufridor en Casa”

  1. JMPeregrina says:

    Brutal el post! Una diseccion perfecta del ecosistemade supermercados patrio. No pued ser mas real.

    Aunque he de reconocer que en mi caso hago casi toda la compra online, todavia voy al “Ahorramas” o al “Carreful” a compras lo fresco, y me parto con las viejas del ahorramas criticandome diciendo si me voy a comprar el super entero pq le pido al pollero 2kg de pechugas, 2 de muslos, pechuga picada y un pollo para asar… juas!!

  2. Mario Prieto says:

    Sí, es cierto que Día tiene estantes llenos de cajas con packs de productos. Sin irse más lejos, alguna vez que ha ido a comprar mi madre zumos se llevaba la caja entera. Además, muchos españoles hemos descubierto Alemania gracias a Lidl o Aldi (en Cuenca ciudad entre las dos tienen 3 locales), con decir que mis televisores de pantalla plana son de Medion y Nordmende, comprados ambos en Aldi. Sé de sobra esto de los supermercados porque mi tía trabaja en la cadena de La Despensa (antes de cajera en el de mi calle, ahora carnicera-empaquetadora-loquesea en la sucursal que hay al lado de la farmacia del que fue concejal no adscrito del Ayuntamiento) y voy muchos sábados al Mercadona cercano a casa de mi abuela (que por cierto, también ha empezado a ofertar bolsas reciclables), y allí estaba guionizado lo de explicarte los modelos de bolsas que ofrecían. Está interesante este artículo.

  3. Uri Contini says:

    Para mi lo más brutal son las cajeras del Mercadona, cual secta al pagar que te preguntan: ¿Quieres una malla de mandarinas que tenemos de oferta? Y te señalan la torre de mandarinas que tienen delante de la caja. Yo creo que están obligadas por contrato, de hecho alguna te mira con mirada asesina si le dices, no gracias.

  4. Uri, es verdad! Se ve que cada día tienen un producto en promoción: pan de molde, detergente líquido, lo que sea. Y luego mientras pagas escuchas cómo unos cajeros le dicen a otros “Fulanita ya ha conseguido el objetivo” “Pues yo no vendo ni uno…”!!

  5. key says:

    El Dia que frecuento tiene cajeras que el ‘hola, ¿tienes tarjeta dia?, adiós’ te lo dicen hablando normal, ni alegres ni amargadas, ni fú ni fá (mmm… anuncios de fa, tetas…)
    Las del Lidl es otra cosa, absolutamente todas ariscas, con un gesto avinagrado que el término perdonavidas se queda corto.
    Respecto a los productos, las jamón presunto enganchan y lo mejor del Dia son esos helados de cono 4 a un euro.
    Al Lidl no voy más, desde que una vez fui con la propaganda porque ponía que algunos productos estaban rebajados, y los de allí aun no lo habían aplicado. Dos días después de que empezaran. Me parece que me ha tocado un Lidl malo, porque no veas con que cara me respondió una cuando pregunté. Pero lo que me indignó fue ver todo el súper inundado de folletos, en las cajas, dentro de las cestas, apilados en culaquier parte… que pensaba ojalá sea papel reciclado porque servir no sirven para nada, salvo como publicidad engañosa.

  6. Daniel
    Twitter:
    says:

    Sorry Jon, pero tengo que posicionarme en contra de tu cruzada pro-bolsas gratuitas!!! Las bolsas contaminan lo mismo si las pagas que si no, pero si las tienes que pagar no te vas a llevar a puñados como hacían antes las marujas, que por tiesas prefieren reutilizar las bolsas para basura antes que comprar bolsas de basura (cosa que no entiendo, porque al menos a mí las bolsas del super siempre me llegan a casa con algún roto, y como tire basura ahí voy a llevar chorreando algún líquido maloliente desde mi casa hasta el contenedor).

  7. Tacirupeca says:

    Ay el hiperdino que mono es! A mi me encanta el anuncio de carnaval del covirán, me parece fascinante.

    Yo siempre he reutilizado las bolsas de compra y no soy una tiesa, solo es que reciclo, igual que separo la basura, le doy a un producto varios usos

  8. Maria Vazquez says:

    Hay muchos supers, cada uno con su marca propia, y Eroski me gusta por la variedad de precios y productos, desde que hago la compra por carritus.com, no solo veo lo que hay en este super sino en los otros al momento, pero en muchas cosas sigo siendo fiel. Saludos.

  9. Juan
    Twitter:
    says:

    Yo me quedo con el sonido “Merca-do-na, Mercadoonaa!” que escuchamos antes de que nos anuncien un producto de oferta. Hasta que no llego a casa no se me va de la cabeza la cancioncita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • No me toques los 90

  • Sufridores en Casa

  • Publiacidez Amazon

  • Recent Posts

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda

  • Amazon Cine