‘La lengua asesina’: Cine de ciencia ficción con Freddy Krueger y drag queens

En España tenemos alguna que otra rareza de cine de terror que podamos considerar LGTBIQ+. Está ‘El asesino de muñecas’ (genialmente reseñada por aquí por el ilustre José Viruete), está ‘La corrupción de Chris Miller’ con una tensión sexual entre una joven Marisol y su madrastra encarnada por Jean Seberg. Y luego está ‘La lengua asesina’, película dirigida por Alberto Sciamma, y que a menudo se dice que iba a protagonizar Alaska, y que cuando la humilde película de serie B se volvió una producción internacional, la Olvi con Fangoria terminó poniendo la banda sonora y nada más.

La historia nos presenta a Candy (Melinda Clarke) y Johnny (el guapísimo Jason Durr), que cometen un atraco y traicionan a sus compinches para quedárselo todo. Pero Johnny termina en una extraña cárcel donde se hacen trabajos forzados, mientras Candy se esconde con el botín en un convento que regenta una gasolinera. Aunque intenta pasar desapercibida, sus antiguos socios acabarán descubriendo su paradero.

La versión drag de Beatriz Rico
La versión drag de Beatriz Rico

Cuando queda poco para que suelten a Johnny, ella se esconde en un hotel del desierto, con tan mala suerte que esa noche cae un meteorito, del que acaba comiendo por accidente, tanto ella como cuatro caniches hermosos que tiene como mascotas.

Todos sabemos que cenar un poco de meteorito puede resultar indigesto; lo que no se esperaba Candy es que, tras el fatal accidente, una especie de parásito alienígena (o algo así, nunca se explica) se apodere de su lengua y la haga tomar vida propia. Además, su aspecto cambia, se convierte en una morena rollo Beatriz Rico, guapísima, maquilladísima como una drag. Su cuerpo también muta: le sale una cola, su piel se reviste de látex negro, y le salen unos taconazos.

Sus buenas mascotas también comen del meteorito, y se convierten en tres drag queens y en lo que en muchos lados se identifica como un príncipe gay, que hacen cosas tan importantes para la trama como pintar la casa de color rosa.

Cathegory is... Killer Tongue Eleganzza Extravaganzza
Cathegory is… Killer Tongue Eleganzza Extravaganzza

La nueva lengua de Candy es propensa a asesinar a gente, le gusta la carne humana, y es muy lista. Aunque ella intenta cortársela o quemarla con la plancha no hay manera de deshacerse de ella. La cosa va a más, y Candy hasta acaba haciendo el amor con su propia lengua.

No sé si esto se considera masturbación o un coito extraterrestre
No sé si esto se considera masturbación o un coito extraterrestre

De forma paralela, a Johnny se la tiene jurada un carcelero (Robert Englund), que tiene fotos de chicos guapos y semidesnudos en su retrete. Este señor no permitirá que el preso recobre su libertad, y hace todo lo posible para que tenga una pelea y se quede en casa.

En el convento, además, hay una monja que nunca ha hablado, y que tiene una visión celestial particular de toda la historia del meteorito, la lengua y todo lo demás. Su sexto sentido le hace ir hasta el meteorito en sí, y tras estar en contacto con él se vuelve sexy y recupera el habla.

Hoy tenemos de comer lengua de vaca a la plancha
Hoy tenemos de comer lengua de vaca a la plancha

La premisa de la película es descacharrante. Hay monjas gasolineras, lenguas que mutilan genitales, drag queens, cierto aire a mariconeo perpetuo, un señor que le hace una mamada a un grifo de gasolina, persecuciones, meteoritos, una matanza en una iglesia, pero el cóctel no termina de cuajar.

El bueno de Robert Englund, haciendo de malo
El bueno de Robert Englund, haciendo de malo

Esta cinta, rodada en Almería (simulando ser la frontera de Estados Unidos y México o algo así) es confusa, delirante, y por momentos muy gore, pero también muy fallida; ‘La lengua asesina’ no gana con el revisionado años después.

Tu lengua se ha comido mi pilila

Ni siquiera para los fans del cine de terror, que ven cómo se reúne aquí Melinda Clarke (Mortal Zombie), Robert Englund (Freddy Krueger en la saga de ‘Pesadilla en Elm Street) y Doug Bradley (Pinhead en ‘Hellraiser’). Los más cinéfilos del género identificarán aquí algunos ingredientes de ‘Creepshow’ (la historia del meteorito es muy similar al capítulo de ‘La solitaria muerte de Jordi Berril’), de ‘Brain Damage’ de Frank Henenlotter, pero poco más.

La derecha es Mapi Galán, Nuria en 'Médico de familia'
La derecha es Mapi Galán, Nuria en ‘Médico de familia’

Al menos, siempre nos quedará su gran tema principal, con un videoclip que es un refrito de la película junto con un plano de Alaska cantando y varios insertos de Nacho Canut y otros músicos tocando.


Redactor freelance. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Publicidad y Márketing.

One thought on “‘La lengua asesina’: Cine de ciencia ficción con Freddy Krueger y drag queens

Responder a Manipulador Alimentos Madrid Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba