Oda a la lucha libre (I): El pressing catch masculino o el culebrón deportivo

Por Mike Medianoche

Esta semana Sufridores en Casa te ofrece el primer post de un total de tres que vamos a dedicar a la lucha libre. Y comenzaremos, cómo no, hablando del mítico pressing catch que en los noventa emitió Telecinco, y que luego rescató Cuatroº y actualmente emite Marca TV.

Y es que el Pressing Catch y todo lo que lo envuelve nos fascina por ser un espectáculo de lo más completo, y sí, sabemos que está pactado de antemano quién ganará los combates y por tanto las peleas tienen un alto componente de ficción, como cualquier serie o telenovela al uso. De hecho, el Pressing tiene mucho de culebrón disfrazado de deporte y enfocado al público masculino y heterosexual (por norma general), el cual no suele ver telenovelas. Y por si alguien lo duda, he aquí diez motivos por los que podríamos considerarlo un auténtico culebrón deportivo.

El hombre del millón de dólares era rico y malvado como Angela Channing
El hombre del millón de dólares era rico y malvado como Angela Channing

1. Porque tiene buenos y malos, y un montón de personajes de roles variopintos. En el wrestling, a los buenos se les llaman “faces”, luchadores de técnica limpia y que gozan del cariño del público, como lo eran antaño Hulk Hogan, El Último Guerrero, los Hermanos Sacamanteca, que son el equivalente a Topacio, Rubí y Abigail. Por otro lado nos encontramos los “heles”  o personas tramposas, siniestras y oscuras que diría Mila Ximénez, que son recibidas entre abucheos, como El hombre del Millón de Dólares o Jake el Serpiente, que son como Angela Channing. Por supuesto, un luchador podía empezar como face y acabar como heel, como cuando Elena en Al salir de clase dejó de estar loca y pasó a ser de las buenas, situación que por ejemplo vivió Brett Hitman Hart, el mítico luchador de las gafas rosas. El resto del elenco lo conforman los personajes clásicos como “el policía” (El poli loco), “el indio” (Tatanka), “el torero” (Tito Santana), “el sexsymbol” (Modelitos Martel), “el gay” (Goldust), “el gordito simpático” (El Marinero Tarugo), “el feo y malo” (Bam Bam Bigelow), el ladrón (Repo Man), el luchador de sumo (Yokozuna), el recaudador de impuestos (IRS)…

Owen Hart haciendo una llave a su hermano Brett, cuando se llevaban como Toñi y Encarna Salazar
Owen Hart haciendo una llave a su hermano Brett, cuando se llevaban como Toñi y Encarna Salazar

2. Rencillas familiares. Cuñados, hermanos y hermanastros que se llevan mal o hijos secretos los hay en los culebrones y también en el pressing: las míticas rencillas de Brett Hart con su hermano Owen y con su cuñado El British Bulldog; el distanciamiento de los Hardy Boys;  la historia según la cual Kane y El Enterrador eran hermanastros; el descubrimiento de que el Pequeño Bastardo, el enanito que simulaba ser un duende irlandés, era hijo de Finlay

3. Enemigos íntimos que a la mínima se dan de leches, como la escena de la peluquera maldita. Rivalidades en el ring ha habido mil: Macho Man y Tito Santana, Mister Perfecto y Ric Flair, Tatanka con Bam Bam Bigalow, El Enterrador y El Último Guerrero, Chavo Guerrero y Rey MysterioUn poco más en la línea de Sálvame que de los culebrones, hay que destacar que esta semana El Último Guerrero ha acusado a Hulk Hogan de consumir cocaína, incitar a otros al consumo y de invitar a muchos luchadores a hacer tríos sexuales con él y su ex mujer, como si aquello fuese un capítulo de Física o Química.

Doink y su clon, a punto de machacarle la cabeza a Crush con un brazo de escayola. ¿No tenía otra arma?
Doink y su clon, a punto de machacarle la cabeza a Crush con un brazo de escayola. ¿No tenía otra arma?

4. Suplantación de identidades, como cuando en Abigail la pérfida Maria Begoña se hacía pasar por su hermana gemela monja María Clara. En el pressing, casos de suplantación nos hemos encontrado muchísimos: El Enterrador vio suplantada su identidad por otro Enterrador, llegando ambos a enfrentarse en un combate de Enterrador vs Enterrador; Santino Marella se hizo pasar por su hermana Santina para ganar un combate femenino; el payaso Doink se valió de un clon idéntico a él para ganar un combate…

5. Cambio de identidad, como cuando Gabriela “la dama de Rosa” se hizo pasar por una tal Emperatiz Ferrer. En la lucha libre, un luchador no sólo puede cambiar de face a heel o viceversa, sino que incluso puede cambiar completamente el personaje: el siniestro Kane fue en su pasado un luchador llamado Isaac Yankem “el dentista”; Razor Ramón pasó a ser Scott Hall; Crush fue antes un Demolition Man y pasó a llamarse Brian Adams después; Chris Benoit fue antaño un luchador enmascarado llamado Pegasus Kid También se puede cambiar el personaje sin cambiar de nombre, como en la época en la que el mítico Enterrador dejó su siniestro personaje en pos de un look motero.

6. Separaciones. Los luchadores que pelean en pareja pueden acabar hartos el uno del otro, y tirándose los trastos a la cabeza cual divorciados. Destacaría el caso de Los Rockeros, Marty Janetti y Shawn Michaels, que de ser un excelente equipo pasaron a llevarse como Amor y Nova.

7. El Síndrome de Darrin. Esto ocurre en la ficción cuando un personaje sigue en activo pero se cambia al actor que lo interpreta, como lo que ocurrió con la madre del Príncipe de Bel Air, y que ocurrió también con varios personajes de Santa Bárbara, Dinastía o Dallas. En el wrestling tenemos por ejemplo el payaso Doink, que fue interpretado por numerosos luchadores distintos.

La Bella Elisabeth debatiéndose entre Macho Man y Hulk Hogan, cual lector de SEC en un Apueste por una
La Bella Elisabeth debatiéndose entre Macho Man y Hulk Hogan, cual lector de SEC en un Apueste por una

8. Historias de amor y desamor. Porque las mujeres también intervenían en la lucha libre masculina, generalmente como floreros y en calidad de manager o esposa, y al cambiar de pareja hacía que los hombres de su vida se convirtiesen en rivales. Entre las más destacadas están la Bella Elisabeth (quien fue pareja de Hulk Hogan, Macho Man y a quien El Hombre del Millón de Dólares sedujo comprándole un abrigo), la maquilladísima Sensational Sherry (manager de Tatanka o Macho Man) y Luna Vachon (manager de Bam Bam Bigelow y enemiga de Sherri), o en la actualidad Vicky Guerrero, viuda del luchador Eddie Guerrero y que ha vivido romances con varios luchadores.

9. Brujería. Cual telenovela chunga en la que la mala pide a una hechicera un conjuro contra el personaje bueno, en el pressing catch también tenía su papel la brujería y lo paranormal. A El Último Guerrero le venían de buenas a primeras el espíritu de sus ancestros en forma de baile de San Vito y le ayudaba a ganar; Papá Shango y los Cazadores de Cabeza ejecutaban rituales en el ring; El Enterrador invocaba el poder de una urna de cenizas que portaba su manager Pablito Terrores…

Pablito Terrores y El Enterrador invocan el poder de la urna más sobreactuados que Esther Arroyo
Pablito Terrores y El Enterrador invocan el poder de la urna más sobreactuados que Esther Arroyo

10. Muerte. Por desgracia, la muerte real de los luchadores también ha planeado sobre el pressing catch. Alguno de los casos más tristes son el de Owen Hart (falleció delante de todo el mundo al caer mal al ring) y el de Chris Benoit (no acudió a un combate, y al buscarlo descubrieron que había matado a su mujer e hijo y luego se suicidó). También es frecuente que por diversas causas (sobredosis, ataques…) muchos luchadores hayan fallecido siendo jóvenes, como Mister Perfecto, el British Bulldog, Crush, Yokozuna… Una pena.

Dicho esto, sólo me falta añadir que le dedico la entrada a Iván Cada Día Peor, la única persona que me comprende pressincatchísticamente hablando. En la próxima entrega, homenaje al Pressing Catch Femenino que emitía Telecinco en su era dorada. Hasta entonces, como decía Aramís, háganme el favor de ser felices.


Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

0 comentarios en “Oda a la lucha libre (I): El pressing catch masculino o el culebrón deportivo

  1. La verdad que Tele5 y el Pressing, esos sabados y domingos por la mañana fueron 1. De hecho cuando lo pusieron en cuatro no era lo mismo, supongo que por que ya no lo miraba con esos ojos de niño inocente y sabia que allí había tongo para dar y regalar.
    Eso si, me lo pasaba genial con ello. Ahora solo le falta a las telenovelas, sacar merchadising como lo hicieron con el pressing, y no me vale el de patito feo o cosas parecidas.

  2. Ays, un sólo comentario… me siento más friki q nunca… :'( Pero ha estao mu bien hilvanado todo, y muy entretenido como siempre!!! Si ej que me tenéis una mano!!! Gracias por dedicármelo, me ha hecho mucha ilusión!!!! 😀

  3. uno de los mayores gimmicks de la historia el de Barry Darsow/Demolition Smash,aún no me puedo creer que un tio tan destroyer com era el en su epoca de Demolition acabara hacieno personajes tan cutres como The Repo Man

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba