El kiosko de Julián

Published on enero 13th, 2012 | by Sufridores en Casa

10

Pecosa, la revista para chicas de los años 80

Por Mike Medianoche

A mediado de los ochenta llega a los kioskos españoles una publicación mensual dedicada al mercado juvenil femenino: Pecosa (con el subtítulo de «Revista para chicas»). Una revista de unas 50 páginas de duración y con un contenido muy SEC que te descubriremos (o recordaremos) en esta entrada de hoy.

Patty Lucas, la artista anteriormente conocida como Esther

Patty Lucas, la artista anteriormente conocida como Esther

El pilar Bardem fundamental de Pecosa eran las aventuras que recogían los diferentes cómics, siendo fundamental las aventuras de Patty y Selma Lucas, una jovencita cuyo rostro te puede ser familiar.  Nacida en Reino Unido con el nombre de Patty, este personaje adquirió mucha popularidad en España bajo el nombre de Esther, aunque la publicación Pecosa rescató su nombre original.  Pero la parte de los cómics es la que menos nos interesa, porque Pecosa tenía otras muchas secciones.

  • Concursos. Para nuestros lectores más jóvenes debemos decir que en los ochenta, los concursos no se hacía enviando un sms por el móvil, sino por una carta, la cual funcionaba con un sobre y un sello.  Así, podías escribir a Pecosa para entrar en el sorteo de alguno de sus prestigiosos regalos, como este.
En los ochenta también había crisis y por eso sorteaban pinzas para el pelo

En los ochenta también había crisis y por eso sorteaban pinzas para el pelo

Sí, rellenando el cupón y enviándolo a la dirección indicada podías entrar en el sorteo de «un bonito clip para sujetarte el pelo», que será de Margaret Astor, pero no deja de ser un regalo muy cutre. En cierta ocasión se sorteó de la misma marca una «caja de maquillaje para fiestas», es decir, unas barras para pintarte de payaso. Aunque con un poco de suerte podías concursar en para ganar cosas más interesantes, como un disco de Hombres G.

  • Test. Pecosa también pretendía ayudar a las chicas de los ochenta en sus problemillas cotidianos, con unos sofisticados cuestionarios cuyo objetivo era conocerte mejor a ti misma. Entre los test podíamos encontrar títulos como «¿Eres vialiente con los chicos?» «¿Cómo te perfumas» o  «¿Tienes algún complejo?». En este último, por ejemplo, te hacían preguntas como:

Si encontrases al chico que te gustaba hace dos años…

A: Me alegraría de que estuviese muy gordo y feo.

B: Ni le reconocería.

C: Me gustaría que me viese con mi último modelito.

D: Le preguntaría si tiene novia.

¿Qué harías si de repente te encontraras con Harrison Ford?

A: Enrojecer como un tomate.

B: Nada, él ni siquiera me miraría.

C: Guiñarle un ojo

D: Pedirle un autógrafo.

Según las respuestas, Pecosa te ofrecía consejos que podía ser el siguiente: «En tu caso, tu complejo o manía es un poco persecutoria. Debido a la rigidez de tu educación, siempre te sientes demasiado vigilada y noi puedes dar rienda suelta a tus verdaderos sentimientos», lo que nos da una idea del público objetivo de la revista. Porque eso de que las lectoras estuviesen un poco zumbadas lo confirma la sección de horóscopos, donde por ejemplo se decía a las Virgo que «te costará contactar con los demás, ya que esta semana tendrás tendencia a encerrarte en ti misma. Evita cualquier  discusión».

  • Consultorio ¿Cuál es tu problema?. Una versión infantil del programa de Mari Francis, donde las lectoras mandaban sus inquietudes por carta y la revista ofrecía la respuesta, eso sí, sin reproducir la carta original. Extraemos alguna de las respuestas que ofrecía nentonces, por ejemplo, a una chica de Lugo y cito literalmente: «¡Ay, Trini! ¡Qué más quisiera yo que conocer la fórmula para gustar al chico que nos lleva de cabeza! Busca una excusa para hablar con él sobre un libro o un disco. No sé, es cuestión de encontrar el momento». Consejos como se pueden comprobar super útiles. O este otro ofrecido a Ainhoa de San Sebastián «Te has de tomar más en serio las relaciones con los chicos y no cambiar tanto de pareja. Si a los 13 años ya has vivido dos amores como me dices en tu carta, me parece que corres demasiado. No me extraña que tu madre se muestre preocupada». Si la revista siguiese en activo, seguramente esta última consulta sería la misma sustituyendo la palabra «amores» por «abortos».
"Esther Aguirre, la chica pensatviva de la fotografía, se confiesa una gran seguidora de la revista". Claro, qué va a decir la chiquilla con tal de que le publicasen la foto.

«Esther Aguirre, la chica pensatviva de la fotografía, se confiesa una gran seguidora de la revista». Claro, qué va a decir la chiquilla con tal de que le publicasen la foto.

 

  • Reportajes y entrevistas. La música y el cine eran esenciales en la revista y recogían vivencias de los personajes del momento. Así, en un reportaje de Madonna, recogían una declaración de la entonces señora Penn de agárrate y no te menees: «Mi crucifijo favorito es realmente grande y macizo. En realidad se trata de una obra de arte, pero no puedo llevarlo puesto en escena… Si saltara, podría golpearme la cabeza».  También destaca una entrevista a Alaska en la que Olvi contaba que «Hombres G no están mal, pero son una consecuencia de que hayamos existido Alaska y los Pegamoides; si no, no me explico que un grupo con una imagen tan pobre y que no sabe tocar venda 200.000 discos».  Igualmente contaba a las pecosas que «Dinarama no es un grupo comercial, ni mucho menos; ni yo soy una persona comercial». Si ella lo dice…
  • Moda. Pecosa daba consejos a sus lectoras para estar a la última (a la última de entonces), recomendando modelitos como «una cómoda falda abotonada delante con bolsillos laterales», «un jersey gris con cenefas de colores», «zapatillas con encajes de colores» o cosas más rocambolescas como esto.
Blossom era compradora potencial de Pecosa

Blossom era compradora potencial de Pecosa

Dicho sea de paso, la publicación fomentaba también las manualidades, e invitaban a las jovencitas a iniciarse en el bonito arte de la costura, como por ejemplo enseñándoles a bordar una toalla mediante nudos franceses. Ahí es nada.

  • Correo de Pecosa. Cierro el post con lo mejor: la sección de contactos, tan maravillosa como aquel club de amigos de Marisol. En cada número las lectoras podían buscar amigas dejando sus intereses y datos personales, que incluían la dirección de la niña en cuestión, por lo que existe la posibilidad de que gente ilustre como El Duque de Feria comprase alguna vez la revista. La mayoría buscaban cartearse con chicas/os para hablar de sus aficiones, que solían ser «el cine, la música moderna y salir con los amigos». Aunque había quien iba más allá, como Sonia Navarro, de Palma de Mallorca, a quien «le gustaría recibir adhesivos de Mafalda y Snoopy, sus personajes favoritos». Otras, como Marga Mascaró buscaba «aficionados a los calendarios de bolsillo», e incluso existía una sección llamada Intercambios, donde podías hacer trueques con fotos de tus ídolos, o incluso, como la almeriense Isabel María Gallego, que deseaba «intercambiar chistes con chicos/as de todas las edades». Una chica divertida.

Y esto es todo. Ahora, cuéntanos: ¿eras lectora de Pecosa o de Esther? ¿Qué revistas para chicas comprabas tú, querida lectora?

Tags: , , , ,


About the Author

Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.



10 Responses to Pecosa, la revista para chicas de los años 80

  1. Viru
    Twitter:
    says:

    Siendo chico caían por error estos tebeos, pero los leías igual… La Pecosa era un intento de modernizar el invento, con posters horrorosos de Dire Straits y cosas así.
    Lo mejor, sin duda, la sección de contactos, siempre! 🙂 A veces pillo una revistas de estas y los googleo.

  2. «A la chica pensativa… le gusta leer, el fútbol y el patinaje.» La última persona que dijo que le gustaba el patinaje era Alonso GH2 con eso lo digo todo.
    Superfan de que el color de moda entonces sea el amarillo, tú dí que te da por ir a perderte por Barcelona con Esther Aguirre y te empuja por el puente ese y te tira al río. Bueno pues gracias a la paja de CACHAREL te encuentran enseguida.

  3. guille
    Twitter:
    says:

    y yo me pregunto… Cuantos hemos acabado siendo mariquitas por pecosa esther barbie vale superpop de nuestras hermanas?

    • Pepe says:

      Eso tiene mucho sentido, Guille: te lees un tebeo para chicas y, por alguna extraña razón, ya solo te excitan los hombres.

  4. MM says:

    Revisando este post y otros que recuerdo, me doy cuenta de que por mucho que me las quiera dar de guay y de enterado de comics de superhéroes, me pasé la vida entera leyendo comics para chicas, porque de esta revista, por ejemplo, me sé todas las secciones de memoria.
    Osea, que estoy como guille…¿Seré marica por leer tanto a Esther?

  5. Xuko says:

    Pues yo no tenía hermanas y no leia estas cosas la verdad, pero vamos que si lo hubiera hecho, me pasaria las horas muertas con ello, por que no habeís puesto el teste entero, ahora me quedo intranquilo. Por cierto la amiga del consultorio de San Sebastián es un poco «sueltecita» o me lo parece a mi?

  6. Daniel -Igot-
    Twitter:
    says:

    jajaja, es lo más cutre que he visto. Sobre todo la sección de contactos. Lo de la chica que colecciona calendarios de bolsillo y la de los chistes me ha matado xDDD

  7. Pingback: Sufridores en Casa » Blog Archive » Apueste por una: SuperPop vs Nuevo Vale

  8. Andrea says:

    Hola soy de Argentina y coleccionista de revistas pecosa, alguien sabe donde puedo conseguir los números que me faltan? ??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • No me toques los 90

  • Sufridores en Casa

  • Publiacidez Amazon

  • Recent Posts

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda

  • Amazon Cine