Cómo reconocer el síndrome de los Gominolas

Por Mike Medianoche

A los Sufridores en Casa nos encanta inventarnos nombres de síndromes, como por ejemplo el síndrome de Alicia Senovilla, que provoca que tus programas se cancelen por falta de audiencia. Hoy vamos a hablar de otro caso muy frecuente en el panorama nacional: el síndrome de los Gominolas.

Esta afección toma su nombre de la serie de Cuatroº que casualmente vivió el síndrome de Alicia Senovilla, ya que sólo duró siete capítulos. Gominolas iba del que antaño fue un grupo infantil de reconocido éxito, claramente inspirados en Parchís, y que años después intentan regresar al panorama musical cantando los viejos éxitos de antaño, con las mismas vestimentas, como si nada hubiese cambiado ni los años hubiesen transcurrido.

Apuesto a que no soy el único al que le ponía el actor que hacía de Fresón
Apuesto a que no soy el único al que le ponía el actor que hacía de Fresón

Antes de nada, hay que diferenciar que un artista Gominola no es (o no tiene por qué ser) alguien con un one hit wonder. Tampoco  lo es una estrella que vive de sus rentas y sus grandes éxitos Karina, María Jesús y su acordeón o Regina do Santos. Porque mientras que estas señoras han asumido que el tiempo pasa, un Gominola no aceptará esto jamás.

Desde mi humilde punto de vista, Pedro Marín sería el ejemplo perfecto de lo que es un Gominola. El cantante que nos legó éxitos como Aire y otros que no recordamos si no nos pararnos a pensar demasido, desapareció del panorama musical a medidado de los ochenta para reaparecer unos veinte años después. A priori intentó tomarse muy en serio a sí mismo, y dijo en la Zero que jamás cantaría Aire. Pero como decía Lolita en Rencor, “no pasa nada, yo siempre me miento a mí misma”, y poco tiempo después, Pedro nos sorprendía con una revisión de Aire. Desde entonces, cada ciertos meses, el que fuese concursante de Aventura en África ha ido ofreciendo una tras otra nuevas versiones de la canción Aire, y comportándose cual el adolescente que era antaño, ya que su intento de reinventarse en artista indie no ha acabado de salirle del todo bien. Y es que Pedro, que debemos admitir que está tremendo para su edad, no quiere ver que algunas cosas han cambiado, como por ejemplo su frondosa melena, que le abandonó cual desodorante del anuncio. Por ello, Pedro suele lucir con mucho morro pelucas cual si de Encarnita Polo se tratase, algunas de lo más estrambóticas. Querría haber ilustrado este punto con el vídeo de su participación gominolística en Qué tiempo tan feliz con su enésima versión de Aire, pero ya no esta en Youtube. Pero este otro vídeo nos sirve de ejemplo para ver cómo sigue creyéndose que es el exitoso zagal que fue.

Que levante la mano quien recuerde al grupo Providence. Kiko, G-sus, Marty, Servando y Carlos eran algo así como los Backstreet Boys de Cádiz y nos legaron grandes hits como Decidí o Hay que olvidar, mi favorita. Tuvieron cierta repercusión, saliendo en la Bravo y la Super Pop con cierta frecuencia, e incluso aparecieron en un cedé de Al salir de clase compartiendo recopilación con artistas como Rebeca. A ellos, o al menos a una parte del grupo, el tiempo los convirtió también en Gominolas. La prueba, aquí, cuando intentaron dos de ellos relanzar el grupo, en concreto, Marty y G-sus, quienes el paso de los años no les impedían mantener la actitud de postadolescentes que tuvieron allá en los años noventa. Así de adolescentes se comportaban en 2008 en su regreso.

Pero que nadie se confunda. Ser un Gominola no es algo exclusivo de los artistas que desaparecen y regresan a los escenarios de golpe y porrazo. Recientemente asistí a un concierto de Hombres G y pude ver cómo David Summers y el resto de la banda también padecen este síndrome. Ojiplático pude comprobar como David, quien en su día fue entrevistado por Mayra en el programa Luna de miel, seguía comportándose como aquel jovenzuelo pijillo que salía en las películas de Sufre Mamón y Suéltate el pelo, poniendo caritas de niño pillo cada vez que cantaba alguna letra subidita de tono tipo Hoy no te escaparás o la propia Suéltate el pelo (y luego si quieres el sujetador). Pero lo más delicioso fue que sus fans le siguen viendo así, y en lugar de tirarle al escenario un Lady Grecian para las canas que luce o incluso una pastilla de viagra si me apuras ¡continuaban tirándole sostenes cuando la canción así lo decía! Algo muy grande que merecía ser visto.

En serio, hay que ser gerontófilo para tirarles un sostén a estos caballeros
En serio, hay que ser gerontófilo para tirarles un sostén a estos caballeros

Podríamos hablar de otros muchos artistas Gominolas, pero preferimos lanzarte la preguna, querida lectora ¿a quién le diagnosticarías el síndrome de los Gominolas?


Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

13 comentarios en “Cómo reconocer el síndrome de los Gominolas

  1. ¡Claro que recuerdo a Providence, la abuela de uno de ellos vivía en mi bloque y él venía a verla a menudo! xDD lo que no sé es cuál de ellos, nunca fui fan… no tenía ni idea de que habían hecho un comeback.

  2. Sin duda, a Miguel Ríos por cada gira que hace de grandes éxitos… por mucho cariño que le tenga, siempre me alcanza un pensamiento: que sea la última de verdad!!

  3. Apuestas a que a más gente le ponía el actor que hacía de Fresón… Y aciertas completamente. De hecho una buena temporada tuve fotos suyas de fondo de escritorio. ¡Que bueno que está!

    A bote pronto me cuesta mucho reconocer un síndrome Gominolas, porque aunque sea poco todos los artistas evolucionan. Algunos más, algunos menos. Claro, el ejemplo de Pedro Marín es paradigmático. Vuelve a la carga dos décadas más tarde ofreciendo exactamente lo mismo. Pero sabe Dios que ha vendido su alma al diablo porque es imposible estar como está a su edad. No lo puedo comprender.

    Sin embargo me preocupa más el síndrome “Pseudogominolizante”. Artistas que intentan emprender una nueva carrera tras un pasado con ciertos méritos, pero que nadie les hace caso. Podrían ser, por ejemplo, Nacho Goberna tras La Dama se Esconde, o Nacho Campillo tras Tam Tam Go. De estos también hay a puñados…

  4. Hombre, la diferencia con Hombres G es que estos SÍ tuvieron éxito en su relanzamiento hacen unos años…

  5. Totalmente de acuerdo, Pedro Marin y el fresón estan mu ricos, y si no, tirad de google y encontrareis fotos mu guenas…

    De los providence ni me acuerdo, y de los Hombres G, les tengo tanto gato, que si mi vida dependiera de ellos, os aseguro que muero, antes de tener nada de contacto con ellos. Buff que pereza de gente.

    A mi tampoco me vienen asi un grupo con sindrome gominolas en toda regla, pero pensando, me viene algo que casi encaja que es Los Pecos, si han aceptado el paso del tiempo, por que les ha tratado fatal, ja ja.

  6. A Pedro lo ví presentando I Will Glam en el extinto 8 1/2 delante de unas 40 personas entre las que se encontraban Mario Vaquerizo y Alaska. Fue un concierto curioso en el que no cantó Aire solo canciones de ese disco y Pulpo Negro. Si, la verdad, habría que preguntarle donde hay que firmar para estar como él y habría que reconocerle el mérito…intentarlo, lo intenta.

    Jajajaj, no veas con lo que me he reído con el pie de foto a los Hombres G…vosotros sois jovencitos pero yo fuí al estreno de una de sus películas con mis compis del colegio….tremendo documento que me marcó. Lo de Providence lo he borrado de mi mente, ni me sonaba la canción.

    Gominolero: ¿No volvió a intentarlo Pablo Abraira con Gavilán y Paloma?…aunque no era un teenager cuando la cantó la primera vez. Sonia y Selena tampoco…y también han vuelto 🙂

  7. Marujita Díaz tiene un claro síndrome gominola…
    Y Leticia Sabater ni te cuento… Con sus 46 añazos sigue comportándose como la adolescente de “A mediodía, alegriaaaa!!!” xDD

  8. Me suena que Tequila volvio hace un par de años, haciendo una gira de grandes éxitos y actuando en el rincon de algún plató de TV…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba