Simago no image

Published on agosto 23rd, 2010 | by Sufridores en Casa

9

La lista de bodas de un Sufridor en Casa

Por JoniPod

En esta primavera verano habrás tenido, o tendrás (que todavía nos quedan unas cuantas semanas de buen tiempo) más de una boda a la que asistir,  lucir la pamela, y el vestido de outlet que te compraste en Adolfo Domínguez y que toca amortizar aunque parezcas Lisa Simpson porque sales igual en todas las fotos.

En la última boda en la que estuve convertimos nuestra mesa en el plató de «La Noria» y surgió la siguiente disyuntiva: El regalo de los novios: ¿dinero en mano en sobre o transferencia bancaria? El debate está en la calle, amigas, y probablemente nos daría para un «Apueste por Una». Pero quiero subir un escalón más la duda que plantea el hecho de que últimamente sólo se da dinero y se ha perdido la tradición de dar auténticos regalos, como los de «El Precio Justo».

Comentaban el otro día en «Las Joyas de la Corona», o más bien «La Bisutería de MetroSur», que lo ideal no es regalar dinero, sino algo personal a los novios que éstos puedan guardar de recuerdo. Así que tampoco vale lo de poner la lista de bodas ficticia en «El Corte Inglés». Que luego vas a casa de tu amiga y le preguntas por los marcos de plata que le regalaste, y ella piensa que con ese dinero se pagó unos cuantos margarita en su viaje de novios a Punta Cana.

Hoy en el blog queremos reivinidicar las auténticas listas de bodas, y en consecuencia, los regalos que cualquier Sufridor en Casa que se precie debe solicitar en caso de que decida pasar por la vicaría.


El colchón de «Lo Mónaco»

Porque ni siquiera sábemos si es bueno o malo, pero de tanto verlo anunciado por la tele, es necesario dormir en el mismo colchón que han telepromocionado Ana Rosa Quintana, Patricia Gaztañaga, Jorge Javier Vázquez, Carmen Sevilla… Queremos pensar que son colchones diferentes y no el mismo que va de plató en plató acumulando gérmenes. Si alguno de nuestros lectores lo ha probado que nos diga si es verdad que se queda guardada tu forma como la de Homer en el sofá de Los Simpsons. Sería el colchón ideal para detectar si tu pareja te ha engañado con otr@.

La caravana del amor...y el autobús de los colchones

La caravana del amor…y el autobús de los colchones

Queridos novios, ya sabéis, vuestra cama de matrimonio SEC debe ser esa, pero tened cuidado, cuenta la leyenda que si haces el amor más de tres veces seguidas en la misma noche se te aparece Constantino Tomillo Romero para jalearte y proponerte comprar unas almohadas a juego.

La cama Restform

Esto aplica sobre todo a los que somos de fuera de Madrid, y al vivir en la capital tenemos frecuentes visitas de Mike Medianoche amigos y familiares que vienen a comprar al Corte Inglés, a un concierto de Fangoria o a la Warner… En el armario debes tener siempre a mano la cama Restform para acoger a tu amiga la gimnasta o la morsa, que ya lo decía la promo.

Todos sabemos que no es restform, sino que la ha comprado en el Alcampo aunque vaya de culta

Todos sabemos que no es restform, sino que la ha comprado en el Alcampo aunque vaya de culta

Será superSEC colocarla en el salón y que no quepa nada más, viéndote en la obligación de que comer sobre la cama hinchable. Sí, porque inflarla es muy sencillo, pero la vida no tiene un botón de «forward express» como tu antiguo VHS y desinflarla completamente te puede llevar unas cuantas horas, o acabarás hasta el higo y optarás por pincharla, que es más rápido.

El mueblebar de la bola del mundo

Os juro que lo vi hace unos meses en casa de una amiga a la que mantendré en el economato anonimato. Lo más curioso es que estaba en el dormitorio de sus padres, y os juro que no es descendencia de María Jiménez ni de Massiel ni de Mari Carmen. (Con M de Melobebotodo). A simple vista piensas, uy, qué matrimonio más culto que tienen una bola (como la que nos regalaban en la comunión) para consultar la geografía mundial en cualquier momento, Pero no, de repente esa bola del mundo se parte en dos, como si de una película americana del fin del mundo se tratara y aparecen…¡arriba chicas!…¡Todas estas botellas!

"Anoche me bebí Asia"

«Anoche me bebí Asia»

Soy de la opinión de que el alcohol lo guardas en un armario del salón o en la cocina a lo Bree Van de Kamp, porque digo yo, ¿qué necesidad hay de esconderlo? Ocultarlo es como reconocer al mundo que le das al drinking y correrás al salón a comprobar si en medio de los libros hay alguna petaca escondida. Y sea lo que sea, ya que quieres dar «altura» a tu hogar con el mueble, no lo llenes de Ron Velero, o Vodka de 4 euros del Día… que solo te falta sustituir las copas de whisky por vasos de plástico de minis.

La Espasa Calpe

Que vale que ahora la Wikipedia, Google o el comodín de la llamada te resuelven cualquier duda sobre la marcha, pero un salón que se precie estará lleno de obras literarias o de consulta, la mayoría no los vas a leer en la vida, pero siempre queda bien recibir a las visitas y que se encuentren un puñado de libros en lugar de los juegos de la Wii, ¿no crees?

Tampoco te pases, no se trata de convertir tu salón en el registro civil

Tampoco te pases, no se trata de convertir tu salón en el registro civil

Recomendamos encarecidamente la compra de la Espasa Calpe, esa enciclopedia de imagen austera, muy gorda y de muchos tomos. Piensa que cuando se vaya la luz y no puedas jugar a la consola, siempre podréis convertir el salón en el plató del Tiempo es Oro. Cuenta la leyenda que si abres cuatro tomos seguidos de la Espasa Calpe se aparece Constantino Romero para hacerte una pregunta con la que ganar millones de pesetas.

El Galán de Noche

No, no hace falta que vayas al Corte Inglés a pedir la referencia de un Máximo Valverde o un Arturo Fernández que incorporar a tu lista de bodas. En casa de mis padres hay uno, no sé si en las vuestras también. Ahora acostumbramos a dejarlo todo tirado  como si Coral hubiera venido con su ventilador a cantar a nuestra habitación y hubiera esparcido la ropa.

No confundir con un potro de tortura

No confundir con un potro de tortura

Con el galán de noche puedes dejar colocadísimos los zapatos, la camisa, la corbata, chaqueta… vamos, que tardas más en vestir al «mueble» que lo que tardas en cambiarte tú. Igual por eso se llama Galán, así que no vale para dejar el chándal, entonces se llamaría Merdellón de Mediodia o Bakala de Tarde.

La vajilla de la Cartuja

O lo que serán esos platos que criarán polvo en el armario porque no usarás en la vida, ya que son para ocasiones especiales y, las cenas de navidad son en casa de tus padres o tus suegros, o reserváis en algún lujoso restaurante. Y claro, tu pareja insiste en que no podéis comer San Jacobos en esos platos que se rompen con solo mirarlos y que están más recargados que el estuche de maquillaje de una candidata de Hombres, Mujeres y Viceversa. Las parejas modernas optan por comprar 4 platos en Ikea, pero un Sufridor debe tener la vajilla de la Cartuja para colocar en la vitrina o aparador.

¿Alguien ha usado alguna vez una sopera? ¿Vale llenarla con Sopinstant?

¿Alguien ha usado alguna vez una sopera? ¿Vale llenarla con Sopinstant?

Te íbamos a recomendar que esperaras a que te la regalara el banco al domiciliar la nómina o 45 recibos, pero no, los bancos se han puesto modernos y solo regalan Nesspreso, Edredones de Agatha Ruíz de la Prada o las sábanas de Ana Rosa Quintana, y así pues no hay manera…

La sevillana sobre la tele

También vale el toro o unos marcos así bañados en plata, que ya no puedes llamar a Noche de Fiesta para que José Luis Moreno te regale unos de Pedro Durán. Cualquier cosa vale para decorar su vida de recién casado. A los que me vayáis a salir con que con las nuevas teles de plasma ya no se puede colocar nada, perdonad que os lleve la contraria, al más puro estilo Isabel Durán entrevistando a alguien del PSOE. Esto que vais a ver es la tele de mi abuela, ella cambió el televisor para ver sus telenovelas en alta calidad de imagen, y hemos encontrado sitio para la Nuria Fergó hecha figurita…

Arriquitan Doctora Kuin!

Arriquitan Doctora Kuin!

Creo que estas recomendaciones iniciales te servirán de ayuda para configurar la lista. Así que, por 25 pesetas, ayúdanos a completarla y dinos, elementos imprescindibles como regalo de bodas de una pareja de Sufridores en Casa. 123, responda otra vez…

Tags: , , , , , , , , ,


About the Author

Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.



9 Responses to La lista de bodas de un Sufridor en Casa

  1. Jose says:

    Qué risión. Aunque yo he echado de menos un conjunto de pañitos de ganchillo para colocar sobre el tresillo y los sillones de polipiel o cualquier otro material XD

    Y ya puestos, falta también una buena yogurtera para hacer tus propios Danones caseros de marca blanca.

  2. Boone says:

    Yo añadiría la maravillosa cubertería de 113 piezas de acero inoxidable con acabado brilloespejo y cuchillos chuleteros de una sola pieza (no acero con madera, esos son de segunda clase).
    Y te preguntas: 113 piezas por que? No podían ser 100, o 125? Pues he aquí la explicación:
    – 12 Cucharas mesa.
    – 12 Tenedores mesa.
    – 12 Cuchillos chuleteros.
    – 12 Cucharas café.
    – 12 Tenedores lunch.
    – 12 Cuchillos lunch.
    – 12 Tenedores pescado.
    – 12 Cuchillos pescado.
    – 12 Cucharitas moka.
    – 1 Cazo sopa.
    – 1 Cuchara legumbres.
    – 1 Tenedor legumbres.
    – 1 Pala tarta.
    – 1 Cacillo salsa.

    (Info cortesía de la antigua Galerias Preciados).

  3. cris says:

    Yo añadiría, la vajilla del Titanic, quién no quiere recrear un naufragio en su mesa ;-P y por supuesto la plataforma vibratoria para que te bailen las carnes! ajajajaj

  4. angel says:

    ¡Muy divertido! yo creo que no habeis citado los necesarios juegos de mesa para la sobremesa con amigos o familiares que nunca se van.Un autentico sufridor en casa debe tener el juego del «Un,Dos,Tres»(yo lo tenia de pequeño).
    Los sillones de sky son fundamentales y tampoco deben faltar los paragueros con imagenes de cuadros de Velazquez o un gran cuadro en el salón con animales o escenas de caza.Los relojes con forma de ciervo podrían ser opcionales
    Finalmente,también pueden ser interesantes las figuritas de recuerdos de viajes(Benidorm,LLoret del Mar etc)

  5. Berta says:

    No deberian faltar la bailarina y/o el arlequin de Lladró, y por supuesto la «concha vacia de algun tipo de molusco gigantesco» multiusos que puedes utilizarla de jabonera o cenicero segun lo requiera la ocasión!!!

  6. Alfonso says:

    Lo de lo monáco nunca me lo compraría , porque no sé por qué asociación de ideas, siempre lo he relacionado con el varonil príncipe Alberto de lo mónaco, y me ha dado tirria.
    A mí me gusta mucho el colchón, ahg, cuántas noches en vela esperando el anuncio. ¿Dónde me dejáis esa cara de felicidad de esa abuelita acostando a su nieto? ¿Y esos presentadores monísimos y rubísimo? ¿eran matrimonio? Los presentaban como si fueran conocidos, pero nunca encontré sus biografías. A ver si algún día hacéis un artículo sobre ellos. 😀
    Y otra cosa que os falta, y lo digo para los que somos astrónomos aficioanados como yo, y es una cosa muy práctica, que se vende mucho, son aquellas almohadas en forma de mariposa , que no veáis lo bien que viene cuando te llevas cuatro horas mirando p’arriba 😀 🙂

  7. Rosqui says:

    Dado que la flamenca sobre la tv ya vive en casa (se llama Amparo) yo añadiría el robot electrico que lo cocina todo, ese en el que metes un pollo raquítico y te prepara un pavo con patatas y pimiento!

  8. lonso84 says:

    en mi casa hay una vajilla desde que tengo uso de razón.. estaba pasada de moda, pero ahora está volviendo, es lo que tiene el vingage 😀

    la bola del mundo es un horror.. pero sólo por poder decir «me he bebido asia» ya merece la pena tenerla

  9. Illuminatus says:

    Experiencia vital verídica: en la primera noche que pasé en Dublín el año pasado, alojado en casa de mi sobrino, éste me acogió en el lecho de una restform o sucedáneo con una pequeña tara.

    Pequeñísima.

    Pero de mayor tamaño que las moléculas de gases que forman el aire.

    Efectivamente, el colchón hinchable tenía un orificio suficientemente indistinguible como para no percibirlo a la vista o por un sonido particular al salir el aire por éste. Sin embargo, a lo largo de la noche, el contenido gaseoso del colchón fue evacuando de forma constante y regular, despertándome yo varias veces durante el proceso, hasta que en las horas de la madrugada me encontré con mi cuerpo sobre el duro suelo de tarima en madera barnizada en imitación de caoba. Al día siguiente, somier de muelles primitivo y colchón de gomaespuma, claro, más «ibérico» y menos «experimental».

Responder a Jose Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑
  • Publiacidez Amazon

  • Sufridores en Casa

  • Recent Posts

  • Amazon Cine

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda