Cinexín

Published on marzo 24th, 2015 | by Mike Medianoche

4

Disney: creando traumas infantiles incluso en los anuncios

La factoría Disney siempre se asocia a bellos recuerdos de la infancia: cómo veías los sábados por la tarde Club Disney, con esos reportajes en el recién inaugurado Eurodisney de París y que ya no se llama así. Esa camiseta de ‘La Sirenita’ que tu madre te compró en el mercadillo y que luego utilizó para hacer trapos -algo que te dolió como si te matasen a un hijo-. O aquel estuche de Peter Pan que te regalaron para tu comunión y que ansiabas como agua de mayo.

El drama hecho elefante

La versión paquiderma de María de la O

Sin embargo, Disney también generó muchos traumas. Sus películas, pese a tener canciones, princesas y animalitos antropomórficos eran auténticos dramas que muchos niños no soportábamos. Yo recuerdo tener que rebobinar la parte en la que Dumbo va a ver a su madre a la jaula. Y es que en realidad Dumbo era una versión paquiderma de María de la O, porque más desgraciaíto no podía ser: tiene un físico que no se ajusta a los cánones y todos se ríen de él por eso, su madre está presa, y encima se junta con un ratón charlatán que lo lleva a emborracharse hasta perder el sentido y acabar en lo alto de un árbol sin recordar cómo, que poco más y acaba como las famosas en el Rocío atrastrándose por los suelos y lavándose los pies con coca cola. Y también lo pasaba muy mal cuando la dueña de Tod de ‘Tod y Toby’ lo abandonaba en mitad del campo, con mucha más pena de la que tiene Caritina cuando abandona una dieta, eso sí.

Pero es que en las películas Disney, el que no tiene una madre presa como Dumbo la tiene muerta, porque mira que le gusta una orfandad al tío Walt: La Cenicienta, Blancanieves, La Sirenita, todas pasan muy triste el primer domingo de mayo porque tienen que hacer la Raimunda e ir al cementerio a poner flores a su progenitora. El espectador tuvo la suerte de conocer a los personajes ya huérfanos, pero otras encima ven cómo se les matan a la madre (o padre), como Bambi y Simba. Que, si os fijáis, los nombres riman y serían muy para que montasen un dueto de música de verano». Y luego añadimos el papel de la clásica madrastra que no quiere a su hijastra y la trata con la punta del pie, como si de un saco de abono y no de la hija de su esposo se tratase.

Sin embargo, lo que me ha llevado a escribir este anuncio es el haber visto este viejo anuncio de televisión.

En él, se le dice a los niños que si quieres tener en casa el vídeo de ‘La Bella Durmiente‘, ‘La Dama y el Vagabundo’ o ‘La Sirenita‘, te jodes porque están agotadas. Pero que todavía le quedan algunas copias de ‘La Cenicienta ‘, por si te sirve de consuelo o de Berlanga.

Analicémoslo por un momento: un niño ve en la televisión un anuncio de una película que quiere, cualquiera de las tres, le dice a la madre ilusionado «mami, para mi cumple quiero ‘La Sirenita«, y ahora va Walt Disney el tío y te saca un ramo de flores con un monigote mientras suena la música de ‘Inocente, inocente’, porque esas películas ya no están en las tiendas, y te dice que Disney tienes o ‘La Cenicienta‘ o ‘La Cenicienta’, que elijas entre ambas y que punto en boca. Anda que no tuvo que haber niños que le cogieron asco al Hada Madrina y al ratoncillo gordo Gus porque ellos en realidad lo que querían ver en realidad eran a Flora, Fauna y Primavera o a Sebastián y Ariel. De hecho, a mí me pasó algo similar: una Navidad, mi tía me preguntó si quería la película de ‘La Sirenita’ u otra que no recuerdo, le pedí ‘La Sirenita’  y me regaló una secuela, que en realidad eran dos capítulos de la serie de televisión que se hizo y en la que se hacía amiga de una ballena llamada Manchita y de un tritón llamado Urchie.

Dicho esto, lanzo la pregunta: ¿qué es más cruel este anuncio de «te quedas sin tener ‘La Dama y el Vagabundo’  o la muerte de Mufasa? Apueste por una.

VHS Disney Anuncio

 

 

 


About the Author

Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación y Organización y en Publicidad y Márketing. Su experiencia profesional abarca trabajos como diseñador y editor de vídeo en varias empresas audiovisuales, y presentador y redactor en una TV local. Actualmente, colabora Radiolé como experto en música.



4 Responses to Disney: creando traumas infantiles incluso en los anuncios

  1. Xuko says:

    Dios Migue! lo que me he reido, ja ja ja, que ocurrencias dios. Me quedo con la muerte de Mufasa, que me hizo llorar en el cine.

  2. Charly
    Twitter:
    says:

    Yo tb tengo ese vhs de dos capitulos de La Sirenita! Deberían reeditar esa serie en dvd. Oye y la sirenita falsa rubia manga q echaban en antena3? Se merece un articulo!

  3. DisneyFan says:

    Odié ese anuncio de Agotadas durante mucho tiempo !! Años después conseguí esos VHS gracias a un vendedor. Pero tiene una guasa increíble ese anuncio «pues lo siento están agotadas».. se le ocurrió a un graciosillo ?

  4. Pingback: Ser como Marge Simpson es fácil si sabes cómo | Sufridores en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • No me toques los 90

  • Sufridores en Casa

  • Publiacidez Amazon

  • Recent Posts

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda

  • Amazon Cine