Sufridores en Casa en el Festival de Eurovisión 2014

Ganó Conchita Márquez Piquer representando a Austria. Sí, ya sabemos que a estas alturas esto lo saben hasta en la CNN y no pretendemos repasar contigo el resultado de las actuaciones.  Un año más, uno de tus 100 blogs favoritos no ha querido faltar a la cita con el Festival de Eurovision y, manteniendo las costumbres, queremos compartir la experiencia contigo, querida lectora. Disculpa de antemano la calidad de las fotos pues fueron hechas con el móvil y en pleno el arrebato del festival. Son momentos más caseros que los videoclips de Sonia Monroy.

Y hemos arrancado hablando de la ganadora, porque lo merece. La victoria abril de Conchita ha sido en cierta forma la victoria vera de todos. Anoche, la representación austriaca consiguió aunar a todo el B&W Arena que celebraba con Euforia (chiste fácil) cada vez que alguno de los países la votaba. Fue una experiencia muy bonita ver a gente con banderas de distintos países, apoyando a Conchita por todo lo que ello representaba. Decir que Conchita ganó porque salía con vestido y barba, es simplificarlo demasiado. La Wurst en directo sonaba genial y regaló una gran actuación con la que se llevó al público de calle. En serio, el arena se venía abajo. En el ensayo general del viernes ya se reafirmaba que era la gran favorita. La alegría de ver a la gente como ovacionaban a Conchita cuando salió al escenario ya como ganadora, es uno de esos momentos que se nos quedan guardados para siempre.

Conchita cruzando la pasarela como Geno cuando volvió a OT
Conchita cruzando la pasarela como Geno cuando volvió a OT

En algunos medios se habla de que Conchita representa lo opuesto a Rusia, y en cierta forma fue lo que se vivió en el B&W Arena. Todos nos desgañitamos en abucheos cada vez que votaban a los rusos y las banderas gays lucieron con más orgullo que nunca durante la actuación rusa.  El efecto era conseguir que llegase también a los espectadores a través de la señal televisiva. Lo que también sabemos que  llegó fue la espectacularidad del escenario. Esa sensación de “¡wooow!” cuando pisas el recinto y ves ese pantallón de fondo más la estructura. No sabemos cómo será de alta la factura de la luz, pero no han escatimado en iluminación ni en pirotecnia. Con tanta gente allí apretada parecía aquello una sauna (venga, os hemos dejado el chiste a huevo…) cuando encendían el fuego ya te caía la gotita de sudor…

El fuego está encendido, Eurovisión ardeee (léase en tono Pantoja)
El fuego está encendido, Eurovisión ardeee (léase en tono Pantoja)

No podemos hablar de manera tan positiva de los accesos y exteriores al recinto. Celebrado en unos antiguos astilleros,  al llegar allí se te quedaba cara de “¿estoy donde se va a celebrar Eurovisión o me he perdido y no sé salir de esta nave en medio de la nada?”

"En un marco incomparable" cobra sentido de forma literal
“En un marco incomparable” cobra sentido de forma literal

El acceso era único estuvieras de pie o sentado. A la entrada no tanto porque la gente iba llegando de forma escalonada, pero al salir del Festival aquello se convirtió en la boda de Lolita. Solo que en lugar de Lola Flores, era un regidor el que gritaba: “¡Esperad, no salgáis todos a la vez. Esta lloviendo y no hay barcos y buses para todos. Id saliendo de forma progresiva!”. Da igual, las colas se montaron igual y que estuviera “derrein, derrein” complicaba aún más el tema para hacer sobre todo si no llevabas paraguas. Un grupo de españoles comentaba: “este acceso tan desastroso llega a pasar en España y no veas la que nos cae”.

El acceso VIP (no sabemos si VIP tarde o VIP Noche), imagina el que no era VIP...
El acceso VIP (no sabemos si VIP tarde o VIP Noche), imagina el que no era VIP…

Hablando de España y de desastroso (me encanta hilar como si fuera Mayra Gómez Kemp leyendo una tarjetita), nos cayó igualmente a la hora de los votos con la aparición de Carolina Casado. Más allá del #oitpoints, la gente en el B&W nos miraba al grupo de españoles con cara de: “¿De dónde habéis sacado esta muchacha?” en el momento en que se quedó en silencio sin decir nada. Claro, que este es buen momento para que también recordemos cuando Federico Llano dio nuestros votos hace unos meses en el Melodifestivalen.  Si Suecia ha recurrido a Alcazar para dar las votaciones, las nuestras debería haberlas dado Brequette.

Se hicieron los suecos votando a España
Se hicieron los suecos votando a España
Kipondensininderrein... ¡y reina, reina, reina!
Kipondensininderrein… ¡y reina, reina, reina!

Twitter, Instagram…las redes sociales fueron grandes protagonistas del evento. Uno de los presentadores recordó el momento hashtag, y en la green room, mientras estaba el show intermedio, los participantes aprovechaban para hacerse selfies unos con otros. Allí pillamos a Ruth Lorenzo, que se “asomó” a saludar a sus fans como una auténtica diva. Todos le gritábamos “guapa, guapa, guapa…” como si de la Virgen de la Almatosa se tratase. No es para menos, su actuación en vivo es de matrícula de honor.

El comienzo de la misma es espectacular, sobre todo a nivel realización televisiva por lo que veíamos en las pantallas, pero su voz allí en vivo lucía aún más. Aquí tienes un minifragmento del momento “subidón” de la canción y cómo lo vivimos allí con más intensidad que Chenoa en una presentación de Avon.

Te podrá caer mejor o peor, podremos seguir pensando que la canción no es la más adecuada, pero algo es innegable. Ruth Lorenzo se dejó la piel en el escenario. Y ese es el tipo de candidaturas por la que debemos apostar. Menos sueños de Morfeo, más Pastoras y Lorenzos.

Los eurofans de otros países te cantaban “Dancing in the rain” por la calle al verte con las banderas españoles, pero la persona a la que más ilusión me hizo escucharla cantar fue a Sanna Nielsen. Tuvimos el placer de encontrárnosla en el aeropuerto. Sonrisa de oreja a oreja con su top3, atentiendo de forma muy amable a todo el mundo. Al decirle que éramos de España, empezó a cantar nuestra canción. Ojalá habernos encontrado a Suzy y que se hubiera arrancado con el “Undo”.

Queremos uno así en el Paseo de la Castellana que diga "Kipondensininderrein"
Queremos uno así en el Paseo de la Castellana que diga “Kipondensininderrein”

Como dice @adriyuyu en Twitter, pasear por las calles de Copenhague este finde ha sido como estar en las JMJ versión gay, pero aquí no nos subvencionaban el abono transporte. Como viene siendo habitual en todos los festivales, el centro de la ciudad acoge con música, puestos, animación y muucha decoración. Hay quien lo compara con la final de la Champions, solo que en lugar de los himnos de los equipos, suena el de Eurovisión…


Un danés me comentaba que tanto despliegue no ha sentado demasiado bien a la gente local. El motivo, a última hora ha habido que invertir más dinero, añadiendo unos 20 millones de coronas al presupuesto inicialmente establecido. Suponemos que, en ciert forma, vendría a ser una indignación similar a la que había en Madrid con el gasto hacia Madrid 2020. La diferencia es que Copenhague fue el sábado la gran capital de Europa y nosotros…nosotros nos tendremos que confirmar con intentar resucitar la OTI y organizarla en la capital, o algo así.

Ojalá Conchita, Sanna y Ruth versionando a Lunae
Ojalá Conchita, Sanna y Ruth versionando a Lunae

Lo mejor de la experiencia de este año, poder vivirlo tan cerca. Por primera vez nos hemos ido a pie de pista y al final acabamos pegaditos a una de las barras laterales. Ahora toca pensar en Austria 2015.  Siempre decimos lo mismo, pero si podéis, apuntad ya la cita en la agenda. Verlo por la tele con amigos está genial, seguirlo con comentarios de Twitter todavía más, pero estar allí es una experiencia tan impactante como los estilismos de Terelu.

 

 

 


2 comentarios en “Sufridores en Casa en el Festival de Eurovisión 2014

  1. Yo tuve la suerte de estar allí. Como dices, se le quedaba a uno la boca abierta al entrar por primera vez. Mira que lo veías por la tele, intentabas imaginarlo…. Pero ni por asomo se puede imaginar uno cómo era aquello en vivo.

    Por cierto que si estuviste en primera fila, espero que no te mojaras mucho en el interval act 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba