4 robos históricos a España en el Festival de Eurovisión

Este año, a España nos han robado en Eurovisión. No, no nos referimos a la victoria. Conchita Wurst es la vencedora absoluta y con méritos propios, porque es una diva perfecta de manual y a la que adoraremos por los siglos de los siglos, al menos, hasta que se nos pase el subidón y nos pase a importar tanto como Ruslana.

A lo que íbamos: en Eurovisión hay ladrones que intentan boicotear a España robándole diversos objetos para que su puesta en escena se vaya al traste. Y a las pruebas nos remitimos.

Ruth Lorenzo Eurovision 2014
Y al que no le guste, coletaso

Víctima: Ruth Lorenzo (2014).

Objeto sustraido: Secador de pelo.

Consecuencias: La pobre Ruth salió el sábado con el pelo mojado a cantar, y como consecuencia, podía habérsenos resfriado. Di tú que ahora España gana el festival, que por poder, podía haber pasado si Marte y Plutón se alinean a su favor en un plan sideral sin espacio para el error, y ahora se le queda “la voz tomada” que diría mi madre y no puede volver a cantar su Dancing in the rain al final de la gala. Habría sido un drama acuático más grande que Buscando a Nemo.

Azucar Moreno Eurovision
“Tus ojos bandidos, nonaino nonaino nonaino noná”

Víctima: Azúcar Moreno.

Objeto sustraído: El minijack del equipo de sonido.

Consecuencia: La música no entró a tiempo, las Salazar se miraron confundidas y se metieron para dentro con todo su arte extremeño y tuvieron que volver a empezar. Como Daniel Diges con el espontáneo, pero sin espontáneo.

Primera entrega del curso de maquillaje a oscuras
“Oye, no estás maquillada”

Víctima: Patricia Kraus (1987).

Objeto sustraido: El espejo.

Consecuencias: Patricia Kraus tuvo que maquillarse sin poder reflejar su rostro en una superficie pulida, y de ahí esos churretes de maquillaje que lució mientras interpretaba el hit No estás solo que tanto amamos. Larga vida a Patricia Krauss.

Remedios amaya descalza
Bailarines búlgaros descalzos sobre braseros ardientes, que diría Franco Battiato

Víctima: Remedios Amaya (1983).

Objeto sustraído: Los zapatos.

Consecuencias: No pisó con garbo el escenario de Eurovisión y provocó una tibia acogida en la que los países le prestaron tanta atención a la hora de votar como Massiel a un camión de Lanjarón.

 


Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación y Organización y en Publicidad y Márketing. Su experiencia profesional abarca trabajos como diseñador y editor de vídeo en varias empresas audiovisuales, y presentador y redactor en una TV local. Actualmente, colabora Radiolé como experto en música.

One thought on “4 robos históricos a España en el Festival de Eurovisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba