En memoria de Constantino Romero: Oda a La Parodia Nacional

Por Mike Medianoche

El pasado domingo conocíamos una triste noticia. Constantino Romero fallecía a los 65 años de edad. Su legado televisivo es inmenso, desde el mítico El Tiempo Es Oro (que cuenta la leyenda que fue el causante de que Inma de Gran Hermano estudiase biblioteconomía, al relacional el oro y los libros) hasta Alta Tensión. Pero hoy en su memoria recordaremos el que fue su programa más desenfadado y divertido y más SEC: La Parodia Nacional, la cual presentó entre los años 1996 y 2001.

Constantino con la cantante Adela Romero, Estrellita la Moderna
Constantino con la cantante Adela Romero, Estrellita la Moderna


Porque que a los Sufridores en Casa siempre nos han gustado los concursos de talento
, sea en la modalidad que sea, no es ningún secreto. Operación Triunfo, Factor X, Gente de Primera, Lluvia de Estrellas, los festivales de Benidorm, La OTI y Eurovision… En ellos, el talento se demuestra con el protagonista frente a la cámara, dándolo todo y demostrando su buen hacer. Podría decirse que el desaparecido programa La Parodia Nacional era también un concurso de talento, pero éste se demostraba escribiendo, ya que con unas simples letras que tú mandabas desde casa, la productora se encargaba de convertir esas líneas en espectáculo y optar a suculentos premios económicos. Según he podido leer por Youtube, había personas con grandes dotes para escribir letras de actualidad pero por contrato cada persona sólo podía participar una única vez en el programa, por lo que un señor presentó chorrocientas canciones pero un día era su mujer quien acudía a plató como autora, otra su hijo, otro día su prima la de Nerja y así. Yo confieso que llegué a escribir en casa una canción sobre Lady Di con la música de Cruz de Navajas, y otra sobre la adopción de la Pantoja con base de La Zarzamora, pero nunca las envié.

Tony Las Vegas luego presentó con Gestmusic Operación Tony Manero. Hace poco, intentó entrar en La Voz
Tony Las Vegas luego presentó con Gestmusic Operación Tony Manero. Hace poco, intentó entrar en La Voz

 

Desde que surgió en la segunda mitad de los noventa (tras un primer programa cuasi piloto con Sardá al frente), cada semana, seis personas mandaban sendas letras de canciones reflejando temas de actualidad: política, corazón, curiosidades… Y como decíamos, era Constantino Romero el presentador de esta gala que se emitía los martes en Antena 3, compitiendo en muchas ocasiones con Merlose Place. Digo esto porque mi hermana y yo peleábamos por ver nuestro programa favorito; yo era fan de La Parodia, y ella de las aventuras de Kimberly Shaw y compañía. Así pues, en la Parodia veíamos temas de candente actualidad del momento, desde las peleas de Aznar y González hasta las pornochachas; de la boda de Raquel Mosquera y Pedro Carrasco al caso Lewinski; de la belleza de Rosy de Palma a la mítica boda de Álvarez Cascos y Gema Ruiz. Normalmente la música era de temas muy populares, como La Macarena, el Porompompero, María de la O e incluso Mi música es tu voz.

El programa tenía sus propios cantantes, de vestuarios y nombres excéntricos. Algunos de ellos procedían de otro programa de la productora como era Lluvia de Estrellas, y así Curro Candela y su tupé imposible fue antes Manolo Escobar; Estrellita la Moderna, (que empezó vistiendo con trajes de gitana y chupa de cuero, para pasar después a llevar elegantes trajes de flamenca), fue Estrellita Castro; Las Miranda (a quienes ya reivindicamos) imitaron a las Andrew Sisters; Vanessa Puñales, la folclórica, había encarnado a la Jurado; Loli Panoli, la chica cándida, imitó a Olivia Newton-John; Tony Las Vegas a Nino Bravo… El resto del elenco lo formaban Moncho Marlboro, el rumbero del grupo; Rocky Tornado, el rockero (y que en un primer programa se llamó Ricky Marañas)… También había algunos cantantes que salían en un único programa, como por ejemplo Lolo Pocholo, que no era otro que David Civera, quien había imitado a Enrique Iglesias en Lluvia de Estrellas. Otros artistas, como Tina Turmix (encarnada por Roser Pujoll) continuarían en un futuro trabajando con Gestmusic, y por ejemplo, la pudimos ver encarnando a Tomoka en Crónicas Marcianas tomando el relevo a Paz Padilla, y más recientemente, en Tu cara me suena imitando a Concha Velasco como miembro del jurado.

 

Si alguien me consigue ese disco será el lector del mes y publicaremos su foto en Lo Que Interelu (por ejemplo)
Si alguien me consigue ese disco será el lector del mes y publicaremos su foto en Lo Que Interelu (por ejemplo)

 

Hablando de los cantantes, hay que destacar que tuvieron mucho tirón y no solo protagonizaron portadas de revistas de tele, sino que incluso algunos llegaron a sacar el disco Las sevillanas de la Parodia Nacional, con Constantino en portada junto a Estrellita, Curro y Vanessa. Y también algunos hicieron su buen puñado de bolos llevando a sus personajes por diferentes escenarios, y por ejemplo, Curro Candela fue telonero en la feria de Málaga ¡de la mismísima Marta Sánchez! (durante la gira de Azabache, si no me falla la memoria). Y tiempo después, incluso se llegó a publicar un libro con letras de canciones, según he descubierto en esta web sobre el programa.

En las labores de presentación, Constantino estaba acompañado por una azafata rándom que iba cambiando de programa en programa, pues tú, querida lectora, podías antaño escribir para que te eligiesen azafata del día. Normalmente elegían a señoras con espuma Finoxia como estilo de vida, de profesión sus labores y de aficiones jugar al bingo. Con el tiempo se pasó a tener una azafata fija, siendo en primer lugar Paula Vázquez y después Alicia Ramírez, quien tras la Parodia pasó a El Informal.

La realización del programa era divertidísima. Antes de presentar cada canción participante se hacía una pequeña encuesta a pie de calle (o en alguna fiesta de famosos) y así la gente anónima (o conocida) opinaban sobre la paternidad de Michael Jackson, si Reino Unido debería votarnos en Eurovision devolvernos el Peñón o quiénes serían sus Spice Girls españolas ideales. Luego, en plató, el cantante de turno entonaba en playback su hit, que iba con letras sobreimpresas para que nadie en casa se perdiese un chiste, y solían tener puestas en escenas domésticamente simpáticas con bailarines que también veíamos en OT o Lluvia de Estrellas, y también se acompañaban con vídeos o fotos de relleno. Yo recuerdo lo que me escandalizó cuando dedicaron una canción a Daniel Ducruet y su escándalo de Interviú, en la que superponían dos fotos como si estuviese enculando en la piscina a aquella chica cuyo nombre nadie recuerda.

Tras las seis canciones que concursaban, mientras el jurado (que era el mismo público) dilucidaba, se leía o cantaba alguna canción fuera de concurso con letra graciosa pero que no había conseguido llegar a la final. Una época incluso comenzaron a llevar a cuatro jubilados que se hacían llamar Pentagrama Cuartet, que escribían letras como churros, y ellos mismos las interpretaban. Y antes de dar el resultado final, todas las cantantes femeninas del día, ataviadas con pelucones rubios, hacían un repaso a las revistas del cuore con la canción Corazón Corazón (corazón pintureeeero… qué pedazo de artistas hay en las revistas de mi peluqueeeero…). Recuerdo que en 1996 en esta sección le dedicaron unas frases al batacazo que Antonio Carbonell se había pegado en Eurovision y la letra decía “no sé ni para qué nos presentamos a un festival tan hortera”, cosa que me dolí en mi corazón de eurofan de doce años.

Loli Panoli y Curro Candela con un fans
Loli Panoli y Curro Candela con un fans

Tras esos, de los seis concursantes, tres recibían la lámpara de oro, plata y bronce –una lámpara de mesita de noche horrorosa con sus dos hojitas de Laurel- y una correspondiente dotación económica. Y como colofón final, todos los cantantes entonaban al unísono la sintonía del programa. ¡Canta conmigo, querida lectora! “Lailo lolailo lailo… lere lerele lele… Con la parodia nacional, todo va bien, nada va mal, para el disfrute general, la parodia nacional…”.

¿Tendría cabida en la televisión una nueva edición de La Parodia Nacional en la que se hablase de la condena de Isabel Pantoja, de Urdangarín (a cuyo compromiso con la infanta se le dedicó una canción que interpretó Patricia Miranda con un chico, Nino Montana, creo) y compañía? ¿Serían algunos de los triunfitos los nuevos Loli Panoli o Tony Las Vegas? Mientras esto pudiera pasar, nos conformaríamos con que repusiesen, tal cual, los mejores programas en los canales de TDT de Antena 3 Televisión, y de paso poder ver al gran Constantino en su salsa. Descanse en paz y sirva este post como póstumo homenaje.

¡Hasta siempre, maestro!
¡Hasta siempre, maestro!

Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

12 comentarios en “En memoria de Constantino Romero: Oda a La Parodia Nacional

  1. Yo como era más de Melrose, no tuve apenas tiempo de ser muy muy fan, pero es cierto que si lo pillaba de rebote, siempre me lo pasaba pipa. Voy a decir una frase muy poco SEC y muy pedorra, pero “La Parodia Nacional” es la demostración de que otra tele sí era posible. Tenía la impresión de que había durao muy poco, y no cuatro añacos..

  2. Constantino Romero ha sido uno de los mejores profesionales que ha dado la televisión. Tuve la grandísima suerte de comprobarlo en dos ocasiones como concursante de Alta Tensión, y ha sido de los pocos presentadores que he tratado en mi periplo televisivo que se preocupaba por los concursantes, hablaba con ellos fuera de plató siendo una persona cultísima y cercana. Se va un grande, y en este caso, doy fé de que el tópico mejor persona se cumple al cien por cien.

  3. Me pasó como a MM: Melrose Place también podía en mi casa… Aunque mi favorita era Tina Túrmix, por la gran Roser Pujol. Lástima que no fuera azafata random la gran Janine Calvo de El tiempo es oro…

  4. Oooooh! Mi programa favorito era el tiempo es oro. Soy viejuno. Yo crecí traumatizado con el dedo de Janine.

  5. Se ha ido un grande de la televisiòn, pero nos deja un bellisimo recuerdo. Que bien que le hayas dedicado un entero post con muchas fotografias y videos para recordarlo mejor aùn. Optimo post

  6. ¡Hola!
    Muy buen post en memoria de un gran presentador/actor… y además de un programa que me encantaba (Y hoy todavía me encanta): La Parodia Nacional.
    Yo por aquél entonces tenía nueve años y esperaba impaciente que llegara el miércoles por la noche, me gustaba tanto que cuando sonaba el primer “lailolailolailooo” me ponia hasta nerviosa 🙂
    Quizá también por eso me dio tanta pena cuando supe lo de Constantino, al que también debo el doblaje del juez Claude Frollo de El Jorobado de Notre Dame de Disney, para mí su mejor doblaje aunque tenga otros mejores y más conocidos.
    No cantaba nada mal, por cierto.
    Otro programa que he seguido ha sido La Voz, y cuando vi que Tony las Vegas se presentaba, cantaba con ese vozarrón y, en mi opinión, lo hacia de p.m. y no lo cogían de concursante, me dio mucha rabia. Sería genial volver a tenerlo en la tele, o al menos para mí.
    Confieso que este año veré las audiciones de La Voz sólo por si vuelve el sr. Alfonso Aibar (T. las Vegas), o algún otro conocido de aquellos tiempos que volviera por sorpresa, pero si no, el programa ya para mí no tendrá emoción, con el perdón de concursantes y seguidores.
    En fin, que me enrollo mucho, que muy buen post, tanto por el homenaje a Constantino como por recordar un programa y una época que a mí al menos me dio muchas alegrías.
    Saludos!!

  7. Por cierto, creo que T. las Vegas no presentó Operación Tony Manero… fue copresentador en un programa llamado “Fiebre del Domingo Noche”, con Juan y Medio entre otros, y su última aparición antes de La Voz creo que fue en “¡Al Ataque!”, un programa de chistes que aguantó muy poco en Antena y que presentó Paz Padilla en T5. Tony las Vegas, Curro Candelas y Estrellita la Moderna cantaron una canción en el primer programa dedicada a Chiquito de la Calzada, el invitado de honor.

  8. Me encantaba La parodia nacional. Yo me grababa las parodias y los premios pero tiré las cintas aunque tengo grabada en la memoria algunas de las canciones.

    Eso de los azafatos/as en un día era genial. No solo eran mujeres mayores, hubo mas si pero también hubo hombres jovenes y mayores y hasta hubo niños.

    Ojalá lo repusieran algún día para los que nos encantaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba