De los 80 al 2000 con los “médicos” de la tele

Por JoniPod

En Sufridores en Casa nos encanta repasar la historia de la tele, después de más de dos años la hemos abordado de diferentes formas y en infinidad de post. Hoy queremos repetirlo y hacer un repaso desde los 80 a la actualidad a través de los “médicos de la tele”. Porque las tendencias van cambiando, pasamos de las series a los realities, los concursos… pero siempre hemos tenido programas y secciones relacionadas con la salud, una constante que parece sobrevivir a diferencia de otros formatos como los programas musicales.

¿Hablarán de la salud del Rey?
¿Hablarán de la salud del Rey?

Los 80: Ramon Sánchez-Ocaña

¿Quién no recuerda “Más vale prevenir” uno de los programas pioneros sobre salud? Empezó en 1979 y fue tanta su popularidad que se mantuvo en antena hasta 1987. Durante varios años los españoles aprendimos y nos formamos en consejos de salud, desterramos mitos… todo en compañía de Ramón Sánchez Ocaña. Lo curioso es que el señor Sánchez Ocaña, en contra de lo que cree mucha gente, no es médico sino periodista, pero vivió el síndrome Concha Cuetos, que quedo encasillada como farmaceútica Lourdes Cano.

Ramón había empezado en informativos, y cuando le propusieron el programa jamás pensó que alcanzaría tanta popularidad o que la gente le pararía por la calle para contarle sus síntomas y que el periodista les diagnosticara. Curioso cuando en el programa solo hablaban de temas preventivos, nunca pretendía sustituir a un médico ni daba remedios.

Yo era muy pequeño cuando se emitía “Más Vale Prevenir” pero era muy fan de los “dibujos animados” que se utilizaban para ilustrar los contenidos del programa. Era un señor con cabeza de huevo y bigote que salía también en la cabecera. Se parecía al de “La Pantera Rosa” o a un votante del PP

Por ejemplo, cuando hablaban de los alimentos congelados, salía una pescadilla animada hablando, y como eso usaban mil ilustraciones más, no sé si era porque se emitía por la tarde y asi los pequeños nos quedábamos embobados aunque hablaran de la fiebre. También recuerdo otro sobre el alcoholismo donde salian testimonios como en “Confesiones” de Carlos Carnicero, con voz distorsionada y sobreado.

Ramón Sánchez Ocaña se ha mantenido vinculado a la salud hasta la actualidad, ya sea colaborando en otros programas tanto en TVE, como TeleCinco, revistas y radio, como escribiendo distintos libros (escritos por él, ¡un beso, Beatriz Trapote!). Probablemente los que sean más jóvenes se habrán sorprendido al ver el reciente anuncio de Central Lechera Asturiana y se habrán preguntado, “¿y este quién es?” Los mismos que dicen que Alaska es una señora que sale en el Singstar.

Pues no es ni más ni menos que uno que,  como Rebeca con el Duro de Pelar, ha hecho un remake del anuncio de leche que protagonizó en 1990. A Sánchez Ocaña le vi en persona en la gala de los TP del año pasado, iba acompañada de su hija, que no sé si tomará la alternativa, a lo Terelu Campos. ¿Alguien sabe si sigue los pasos de su padre?

Operar por operar"
Operar por operar”

Los 90: El Doctor Beltrán

Cambiamos de década y pasamos de un programa blanco, de tarde, con consejos preventivos, a meternos en los entresijos de las enfermedades…pero de forma literal. A mi me mandaban a la cama cuando empezaba “En Buenas Manos” en la madrugada de Antena 3. Si recordáis, se trataba de un programa en el que ponían imágenes de operaciones en vivo. Al empezar el mismo avisaban que el programa no era apto para personas con sensibilidad. (Sugerimos una advertencia similar con los discos de Chiquetete) Estamos hablando del año 1994, mientras Alejandro Abad hacía un Soraya y nos dejaba a la cola en Eurovisión, en nuestro país se ponía de moda el formato que presentaba el Doctor Bartolomé Beltrán. Eran los tiempos de los programas tipo “Misterios sin Resolver” o “Cita con la Vida” el amarillismo en sus pantallas o el informativo actual de Pedro Piqueras, y en “Cita con la vida” combinaban los casos y testimonios relacionados con problemas de salud, con las imágenes en vivo de las operaciones. Como por ejemplo, el caso de cáncer en la boca que le diagnosticaron a un paisano mío.

Lo curioso es que el doctor Beltrán, lejos de ser un mero colaborador de programas de Antena 3, fue el fundador de Antena 3 Radio y Televisión, o cómo asegurarte de que tu programa va a seguir en antena, o que vas a tener la sección que quieras en el programa que quieras. Desde aquí sugerimos a Carolina Ferre, Beatriz Trapote o Alicia Senovilla que funden su propio canal de televisión, y asegurar su presencia en pantalla como Belén Esteban diciendo que tiene una crisis matrimonial cada temporada.

La diferencia respecto a Sánchez Ocaña es que Bartolomé Beltrán si que es médico, pero ambos tienen en común haber aprovechado el tirón de estar más encasillados que Lydia Bosch en “Médico de Familia” publicando libros, colaborando en radio, haciendo anuncios y… hasta convirtiéndose en presidente del RCD Mallorca.

"Señores que le toman el pulso a un cojín de Anne Igartiburu"
“Señores que le toman el pulso a un cojín de Anne Igartiburu”

Los 200s: Manuel Torreiglesias

Pero la palma del merchandising y el aprovechamiento del tirón publicitario se lo lleva nuestro último protagonista, conocido como “el doctor Torreiglesias, el de Saber Vivir”. El rostro de Manuel Torreiglesias estuvo presente en nuestros hogares todas las mañanas desde 1997 a 2009. el “doctor” no es “doctor”, sino periodista, pero desde los 70 estuvo vinculado a temas de salud gracias a un programa llamado “Escuela de Salud” en el que abordaba temas escabrosos para la época como la sexualidad: “Sin miedos ni tapujos…” como dice nuestra amada Paca Gabaldón

20 años después, TowerChurch, como le conocen en la BBC, abandonaría su look de dandy a lo Arturo Fernández, para enfundarse en un traje que le acompañaría diariamente en las mañanas de la Primera con “Saber Vivir”, un programa que acabaría siendo el mejor amigo de la tercera edad, más que un Tena Lady. Desde la señora de Cuenca que llamaba en directo para preguntar por las varices, pasando por la asociación de vecinas de un pueblecito de Cáceres que venían en autobús al plató para ver el programa en directo. Que claro, eran tantas horas de viaje, que no sabemos si el responsable de público ordenó que pusieran debajo de los asientos del plató, unas bolsitas como en los aviones porque “más vale prevenir” (está bien traido, ¿eh?)

Con el paso de los años, el formato acabaría tomando un aire de magazine-festivo. A destacar, las clases de gimnasia de una chica cuarentona que hacía ejercicio con briks de leche, un cepillo… en plan “mira, eres ama de casa y como no vas a poder salir al Body Factory porque tienes que dejar el potaje hecho a tu marido, te diremos cómo hacer un poco de ejercicio”. Y la doctora Roselló, que debería llamarse la doctora Carbonell, porque todos sus consejos llevaban “aceite de oliva” convirtiéndose en defensora acérrima. Mi madre, que era muy fan del programa me repetía que había que ponerle aceite de oliva a todo.

Y luego, esos concursos de Lo Mónaco y la teletienda constante, porque como decía antes, en “Saber Vivir”, había más merchandising que en el “Un, Dos, Tres” o que en las JMJ. Desde el famoso tensiómetro, pasando por la revista (que entraba y entra en mi casa todos los meses), los libros de comida sana. Esto fue lo que sirvió de argumento a TVE para echar a Manuel Torreiglesias, supuestas “irregularidades” en la gestión de la publicidad y los patrocinios. Lejos de pasar al olvido, Torreiglesias sigue, con el mismo formato, en Intereconomía.

¿Quién será el médico televisivo de la década 2010? Todavía tenemos 9 años para descubrirlo…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

0 comentarios en “De los 80 al 2000 con los “médicos” de la tele

  1. Tengo recuerdos de los 3:

    DE Mas vale pervenir, por que mi padre, mando un carta para que hablasen de los problemas de espalda, y se puso la mar de feliz, cuando trataron el tema.

    De en buenas manos, tengo el horror en mi mente de un amigo de mi edad, por aquel entonces, tendriamos 14 años, que grababa los programas, y los veian en plan familia feliz con los padres, a mi cuando me puso uno, y vi tanta casqueria, me dejo “traumado” oye.

    Y del Torreiglesias, mejor ni hablar, por que me parece cargante y aburrido, esoty por bajarme los audios de sus programas, para dormir placidamente.

  2. Me acuerdo de todos ellos pero con el que yo más aprendí fue con el Lorena Verdún en Telemadrid pero claro no eran temas medicos por eso no lo has comentado aquí 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba