Cinexín

Published on octubre 28th, 2016 | by Mike Medianoche

8

‘El asesino no está solo’, la película de terror de Lola Flores y Teresa Rabal

Como Halloween está a la vuelta de la esquina toca recomendar alguna película SEC de cine de terror, y la primera en la que vamos a hacer hincapié este año es ‘El asesino no está s0lo’. Una película de 1973 (1975 según otros; yo no había nacido y no puedo asegurar nada) dirigida por Jesús García de Dueñas y escrita por éste junto a Jesús Torbado. El protagonista es  David Carpenter, que ya había sido Tarzán en ‘Tarzán en las minas del Rey Salomón’, y junto a él, haciendo de madre e hija, las mismísimas Lola Flores y Teresa Rabal.

Como la película tiene más años que un saco de gnomos, daré datos relevantes sobre la misma (lo que viene siendo spoilers), así que si tienes interés en verla léete, por ejemplo, ‘No me toques los 90‘ y ya cuando te pilles la película pues vuelves y lo lees completo.

Vayamos con el argumento. Julio (David Carpenter, actor de origen canario de registro limitado) es un chico bien de Avilés, Asturias procedente de una familia adinerada. Pero tiene un problema, y es que a veces un trauma infantil se le despierta y una cosa por la otra, siempre acaba matando prostitutas ahorcándolas con un alambre (¿una cuerda de piano?) que tiene en su llavero. Pero como él sabe que lo que hace no está bien se va de casa en plena Semana Santa y llega a Madrid, donde se aloja en una pensión regentada por Dolores, interpretada por la insigne Lola Flores.

Quizá te interese: Cuando Lola Flores protagonizó un cómic

el-asesino-no-esta-solo-pelicula

Así se las gasta Julito

Dolores es una viuda que de joven fue bailarina, y ahora está retomando el oficio en calidad de profesora a lo ‘Academia de baile Gloria’, y entre sus alumnas está su hija menor de edad Mónica (Teresa Rabal), que en realidad pasa total de la danza. En la pensión también vive un escritor de novela policíaca, una rubia despampanante llamada Teresa que trabaja de noche en un hospital (según ella)- la bellísima María Rohm, quien trabajó con Romina Power en la película inspirada en relatos del Marqués de Sade ‘Justine’- y un sátiro que se pone cachondo espiando a la anterior (espiando rollo ‘Psicosis’ total). Un grupo de personajes secundarios cuyo principal papel es reunirse alrededor del periódico y comentar los crímenes del asesino de Avilés, del cual van dándose pistas en la prensa como que seguro que tiene un trauma infantil.

teresa-rabal-david-carpenter

Parejas que quedan para ver rinocerontes y darse el lote

Total, que entre Julio y Mónica surge un idilio, de estos de verse una vez y ya quedar para dar una vuelta agarrados de la mano. Julio es más taciturno que el colchón que usar por turnos de ‘Cruz de Navajas’, pero Mónica consigue que se abra y que le cuente de él. Y su personalidad básicamente se resume en que le gustan las salchichas Frankfurt y las figuritas en forma de rinoceronte, lo cual será importante más adelante en la trama. Sí, en serio.

teresa-rabal-joven

Así comía salchichas la joven Teresa Rabal

Dolores no ve con buenos ojos que su hija tan pequeña entre y salga con un varón, pero a Mónica le chupa un pie lo que diga su madre. Y mientras, Julio tiene visiones de su trauma infantil cada dos por tres, con alguien que le da una patada a un trenecito, unas heridas en las manos, y alguna cosa rollo onírica más.

el-asesino-no-esta-solo-1975

Una foto del rodaje (Fuente: Diputación de Badajoz)

Un día Julio sale de copas y se topa con su vecina Teresa  y descubre que no trabaja de sanitaria sino de meretriz, y ésta le invita a pasar la noche juntos a cambio de que le guarde el secreto. Y trauma infantil va, trauma infantil viene, que Julio coge y la mata. Que, por cierto, es genial que siempre asesine vestido con camisas blancas pero que nunca se le derrame ni una sola gota de sangre pese a cortar pescuezos a golpe de cuerda.

david-carpenter-el-asesino-no-esta-solo

David Carpenter, con la cabeza ida del todo después de matar a una prostituta

Por otro lado, el padre de Julio (James Philbrook) cree que su hijo está tarada y se dedica a investigar su entorno. Así se entera de que tuvo un problema con una chica, Sara, interpretada por la imprescindible María José Cantudo. Sara estaba enamorada de Julio e intenta seducirlo regalándole un rinoceronte e intenta meterle cuello. Pero él le hace la cobra porque tiene el ya citado trauma infantil. La Cantudo entonces sale corriendo y llorando, todo muy dramático, porque al parecer el chico además de darle calabazas la ha llamado cosas feas. Pobrecita. Y es entonces cuando contrata varios detectives para que localicen a su hijo, al que encuentran porque está tomándose un café con Mónica y ésta le acaba de regalar un rinoceronte como un demonio de grande. ¿Veis como era importante este dato para que la trama avance? Volviendo al tema: entre los jóvenes ha surgido algo especial, y Julio llega a abrirse a su novieta y le explica que tiene un trauma muy grande porque de pequeño su canguro intentó seducirle y le besó en la boca, y él se defendió y rompió una figurita de la Virgen María en el forcejeo. Por eso cada vez que vive alguna situación sexual se pone nervioso y loquito y luego pasa lo que pasa.

lola-flores-el-asesino-no-esta-solo

Lola Flores en “Cómo seducir a un asesino”

Un día, Dolores intenta seducir a Julio (¿para fastidiar a su hija?), en plan “soy joven y tengo necesidades”, y cuando la cosa se pone tensa él saca su cuerda y se descubre que es el asesino. Pero sin saber por qué, Dolores huye y Julio se cae al perseguirla, por lo que al muchacho no le queda más remedio que huir. Pero se ha enamorado de Mónica, y a las tantas de la mañana llama para disculparse con Dolores por intentar matarla y eso y le dice que si su hija se puede poner. Como allí están todos al loro del asunto -menos Mónica-. Y para cazar al asesino dejan que la chica, que repetimos es menor de edad, acuda a una cita en un lugar donde hay rinocerontes para que Julio le explique todo lo que pasa.

Los tortolitos se reencuentran, y cuando Teresa Rabal intenta besarle él enloquece y saca su cordel asesino, y justo cuando va a rebanarle el cuello alguien le dispara y muere mientras suena la canción de los créditos iniciales en la voz de Ann Collins y que no pega ni con cola. Fin. Así, tal cual.

maria-jose-cantudo-el-asesino-no-esta-solo

Sufro como la Cantudo

La película intenta ser un giallo a la española, aunque si en el cine italiano hay que descubrir quién es el asesino -y qué tipo de trauma infantil tiene-, aquí sabemos de antemano que Julio es el criminal. De hecho, las escenas oníricas son muy rollo Dario Argento o Lucio Fulci. Y aunque vaya de asesinatos y tal miedo, miedo, no da.

De su dirección, destaca la obsesión del director con retratar los pies femeninos, y a veces piensas que es el personaje de Julio el fetichista del calzado (¡qué colección de tacones se ve! ¡que si con cascabeles, que si con alitas de ángel…!) pero en otras parece que no, que simplemente es que al director le apetecía darle ese rollo fetichista. Por otro lado, como recordemos que la película se ambienta en Semana Santa, hay muchos insertos de procesiones sin venir a cuento, a modo de cortinilla entre una secuencia y otra, y que parecen imágenes de archivo que se metieron ahí con calzador para hacer el metraje más largo (dura escasos ochenta minutos, y si le quitamos los nazarenos, los Cristos y las Vírgenes a saber en qué se nos queda). Pero mola mucho algún momento costumbrista, como un inserto en el que se ve una vela con un cono para recoger la cera hecho con un cartón de Marlboro.

tacones-de-angel

Los tacones de la primera víctima. Atención a las alitas del talón

En cuanto a las interpretaciones es interesante que Lola Flores no haga de folclórica, sino de una especie de Bernarda Alba soft que quiere atar a su hija en corto. Pero como la película no contó con sonido directo chirría mucho que ella se doblase a sí misma, y a veces habla como Paz Padilla, como cuando regaña a su hija diciéndole “mientras sea menor de edad tiene que obedeserme a mí, niña”.

Por cierto, si alguien se pregunta de dónde viene el título ‘El asesino no está solo’, éste se debe a que constantemente Julio dice que se siente solo. Pero ahora Mónica le quiere, y claro, el asesino ya no está solo. O algo así he entendido yo.

Tags: , , ,


About the Author

Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación y Organización y en Publicidad y Márketing. Su experiencia profesional abarca trabajos como diseñador y editor de vídeo en varias empresas audiovisuales, y presentador y redactor en una TV local. Actualmente, colabora Radiolé como experto en música.



8 Responses to ‘El asesino no está solo’, la película de terror de Lola Flores y Teresa Rabal

  1. logan says:

    Mike, eres único jajaj. Para cuándo un post de La Coquito?

  2. Pingback: ‘La corrupción de Chris Miller’: asesinatos, violaciones y Marisol | Sufridores en casa

  3. Pingback: ‘Horror en el museo de cera’, la película perdida de Paul Naschy con Marta y Loreto Valverde | Sufridores en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • No me toques los 90

  • Sufridores en Casa

  • Publiacidez Amazon

  • Recent Posts

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda

  • Amazon Cine