Cuánto lo necesito: “Cocina cualquier plato de Litoral en menos de diez minutos” (1967)

Por Mike Medianoche

En los años noventa en la publicidad española vimos nacer un icono a la altura del Mayordomo de Tenn o la mujer vestida de rojo que representaba a la menstruación: la abuela de la fabada. Un personaje al que siempre será asociada una marca: la abuela de la fabada litoral. Encarnada por la veteranísima actriz Blanca Nieves Díez en sus inicios, el personaje ha perdurado y ha seguido apareciendo en spots interpretada por otras actrices.  Y si te ha dado morriña, aquí puedes ver uno de esos primeros spots con Blanca Nieves de protagonista.

Pero hubo un tiempo en el que Litoral no vendía su fabada como algo de receta ancestral y sabor auténtico de pueblo, sino como un producto que cualquier chica yeyé podía servir a su marido fingiendo haberlo cocinado ella misma. O algo así, según deducimos de esta publicidad.

La chica yeyé de la fabada
La chica yeyé de la fabada

Lo curioso es el texto publicitario. “Siempre pongo a mi familia lo mejor. Preparo en menos de diez minutos cualquiera de estos exquisitos platos: fabada asturiana Litoral, cocido español Litoral, lentejas con chorizo Litoral, alubias al natural Litoral. Muy indicados, útiles y prácticos para excursiones y comidas campestres”.

¿En serio una chica yeyé tardaba diez minutos en calentar una lata de estas? Vale que no habría microondas en cada casa, pero en meterlo en un cacillo y ponerlo al fuego tampoco se tarda tanto.

Aunque lo más desconcertante es lo de “indicado para excursiones y comidas campestres”. ¿Cómo lo harían? ¿En cada excursión familiar se llevarían el camping gas y una lata por cada comensal y lo pondría todo en una marmita a calentar, eso sí, en tan solo diez minutos? Y lo mejor, el tema excursiones. Porque me he imaginado a un niño de la época franquista yendo con el colegio a visitar unas ruinas romanas de turno. “Mi madre me ha echado un bocadillo de tortilla y una cantimplora de agua para el almuerzo, ¿qué traes tú, Manolito?” “Yo una lata de alubias al natural, ideal para excursiones. ¿Podrías llamar a la seño y preguntarle si tiene abrelatas?”.

Preguntando a nuestros lectores más veteranos… ¿Alguno vivió alguna vez una situación similar? Agradeceremos testimonios.


Redactor freelance. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Publicidad y Márketing.

2 comentarios en “Cuánto lo necesito: “Cocina cualquier plato de Litoral en menos de diez minutos” (1967)

  1. Se refiere a excursiones y comidas campestres… familiares. Evidentemente, no a las del cole, que si te llevabas la comida de casa, era un bocadillo con un filete empanado dentro y tan feliz. Y sí que es verdad que si se terciaba lo de irse al campo o montaña con una tienda a pasar el fin de semana, se llevaba uno el camping gas y la lata de fabada era un must.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba