Cajón Desastre

Published on enero 22nd, 2014 | by Sufridores en Casa

3

Oye, no estás solo: el caso de G.F.

Tras la buena acogida de nuestra nueva sección, este tu consultorio Oye no estás solo, hemos recibido un nuevo caso esta semana que a continuación os exponemos. Recordad que para que esto pueda tener sentido necesitamos vuestras preguntas, dudas, historias… Rellena el cuestionario que está en la pestaña Contacto. También puedes enviarnos un privado desde la página de Facebook. No te preocupes amiga, guardaremos tu economato anonimato. Aunque si tu anonimato te importa menos que un elefante al rey, puedes escribirnos en el propio muro de Facebook, o dejándonos un Tuit en @Sufridores.

«Llevo tres años con mi novio y desde el principio dejamos claro que lo nuestro iba a ser siempre una relación abierta. Para evitar malos rollos ideamos una serie de normas con lo que podíamos y lo que no podíamos hacer, y más o menos lo hemos ido cumpliendo y a finales de este año nos vamos a casar. El problema es que en los últimos meses he roto una de nuestras normas, pues me estoy viendo más de la cuenta con un chico y ahora estoy hecho un lío porque me gusta un montón. ¿Qué debería hacer?»

G.F.

Querido lector y sin embargo amigo:

Monopoly Gay

La pareja abierta es como el Monopoly. Cada casa tiene sus propias reglas, y lo que en unos hogares está permitido, en otros está remotamente prohibido. Se ve que tu futuro marido y tú tenéis unas normas de juego claramente establecidas, pero que tú estás haciendo un poco de trampa, como quien roba billetes a la banca cuando alguien se levanta a hacer pis en mitad de una partida.

Pero oye, que igual a tu futuro esposo no le importa que robes a la banca mientras a él sigas pagándole los alquileres cuando caigas en su hotel.  De todos modos, antes de hablar con tu novio, deberías aclarar tus sentimientos, que están más confusos que los de David de María cuando empezó a salir con Chenoa. Recuerda que David empezó con nuestra diva favorita tras pelearse con Elsa Pinilla, la de Tess, su novia de siempre, y acabó volviendo a ella.

¿Es quizá ese chico un oasis o espejismo? ¿Serías capaz de renunciar a tu amor de toda la vida por una nueva aventura? Debes averiguar si en tu interior hay un Álvaro Muñoz-Escassi o si en el fondo, por muy pareja Opencor que seáis, tus sentimientos son más firmes que los de una boda gitana.

Dramatización del caso de hoy

Y luego, ¿lo has hablado con este otro chico? Que imaginate tú que decides liarte la manta a la cabeza, como Massiel en la boda de Ortega Cano, dejas a tu novio por este nuevo chico, y éste chico busca menos ataduras que el corpiño de Amaia Montero. A todas luces, deberías intentar salvar tu relación. Aclárate, habla con tu novio como lo haría Nieves Herrero: «De tú a tú». Como te hemos dicho antes, igual a tu novio no le importa que paséis de ser dos a tres. Y no le parece bien el invento, puedes recular diciendo que lo sientes y que te perdone, para lo que te recomendamos esta canción de Camela de 1994.

Esperamos haberte sido de ayuda.

Tags:


About the Author

Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.



3 Responses to Oye, no estás solo: el caso de G.F.

  1. Sergy says:

    Parto de la base de que una pareja abierta, por muchas normas que se establezcan, está condenada al fracaso (siento ser así de duro, pero es lo que pienso). Es muy diferente, y es algo que está a la orden del día y debido sobre todo a nuestra situación laboral, que se inicie una ‘relación’ a distancia (entrecomillo, puesto que no la considero como relación, aunque machaconamente nos empeñemos en ello y yo el primero) y se llegue a la conclusión de que no pueden existir ataduras debido a las circunstancias; pero la libertad en este caso debe ser total, sexual y sobre todo emocional, porque en caso de no dejarlo claro podría surgir la atracción por otras personas que frustren lo que se ha comenzado, y sería mucho más doloroso. Por eso, mejor no comprometerse en nada y mantenerla simplemente como algo ‘más que una amistad’ y punto.

    Pero que una pareja que surgió tradicional tome este tipo de decisiones demuestra que algo falla. Lo que habría que preguntarse es quien plantea este tipo de relación. Lo más probable es que sea uno de los dos, por lo que la relación comienza a ser asimétrica. El otro sufrirá más al pensar que su chico puede estar en cualquier momento con otra persona. ¿Es eso justo? ¿Es lógico? Digamos que lo asume porque no le queda otro remedio.

    Esto es jugar con fuego, y quien juega con fuego al final se quema, que es lo que te ha pasado; por lo que te aconsejaría que aclarases tus sentimientos, porque puede suceder que la inquietud que te provoca el chico nuevo acabe más pronto que tarde, y hayas tirado por la borda una relación que en un futuro podría ser maravillosa. No somos tontos, y todos sabemos que los escalofríos de los primeros momentos y la tensión sexual tienen una fecha de caducidad, y salvo excepciones, hay que saber que lo que surgen después son otro tipo de sensaciones, que en la mayoría de los casos son más rutinarias, pero también mucho más valiosas.

    En fin; que existen muchas probabilidades de que este chico nuevo sea solo algo pasajero, y lo más seguro es que lo que tengas en casa valga infinitamente más, sobre todo si has estado tan convencido como para tomar la decisión de casarte, por lo que cierra esa puerta que has abierto y plantéale una relación a tu chico de las de toda la vida.

    Hay muchas formas de jugar si os surgen inquietudes, y aunque yo creo que en mi cason no sería capaz de asumirlas, no dejan de ser otras opciones respetables: pero lo que debéis tener claro es que siempre debéis estar presentes y tener pleno conocimiento de ellas.

    En definitiva: si es que realmente os queréis y por ello os vais a casar, dejaos de juegos, que si no, pasa lo que pasa…

  2. Xuko says:

    Yo era de los que creia en la pareja de toda la vida, como diria, Cuca García de Vinuesa, no entre hombre y mujer… si no creyendo en la fidelidad. Pero hace poco un amigo me enseño, que a veces una cana al aire no es mala, siempre que se haga con discreccion, y en cierto modo se haya hablado previamente, a veces, esto, puede salvar la monotonia de pareja y el tedio de la rutina. Lo que es importante es tener claro que es algo puntual.

    Cuando ya pasa a ser algo más, como en el caso de nuestro G.F., tienes que ver que lo ha provocado, si hay algo que falla en la pareja, o algo que buscas fuera de ella, que no lo tienes dentro, solo con un buen ejercicio de reflexion, se verán las cosas claras, y trás esto, meditar si debes realmente o no casarte, y comentarlo con tu pareja.

    Yo no me planteria nunca nada con el amante, pues al igual que llego, se puede ir, y si se metio en una pareja, puede pasar lo mismo en un futuro y a la inversa.

    Mi consejo, no te quedes con ninguno! me remito a la anterior carta, cuando llega ese alguien lo sabes, no es necesario crear una pareja abierta desde el principio, por que es una forma cobarde de no asumir el compromiso.

  3. Se haga lo que se haga, lo importante es ser sincero y honesto con el novio y el querido, sino ya me dirás tú que futuro tiene esa pareja basada en…¿Qué?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑
  • Publiacidez Amazon

  • Sufridores en Casa

  • Recent Posts

  • Amazon Cine

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda