Oye, no estás solo: El caso de M.

“Igual os hace gracia el caso que os estoy enviando, pero a mi me tiene un poco preocupada porque es algo tan absurdo que no sé cómo reaccionar. Yo tengo 26 años (aunque me acuerdo de casi todos los programas que recordáis en el blog) vivo en casa de mis padres como tantos otros españoles en estos tiempos, y tengo un hermano de 18 años. Sí, es mayor de edad pero para mí será siempre mi hermanito pequeño.

Resulta que mi portatil se ha roto y le he pedido a mi hermano que me dejara el suyo (Sí, aquí somos muy modernos y cuando nos ponemos en el salón la casa parece un cibercafé). Cuál ha sido mi sorpresa, que al abrir el navegador la opción de autocompletar me han empezado a sugerir páginas porno. En ese momento me he escandalizado en plan “¡no! ¡mi hermano no puede ver esas cosas!”

Pero en lugar de apagar el ordenador o hacer la vista gorda, tengo que confesaros, lectores de Sufridores, que quise ser una Sufridora más y… ¡abrí el historial! Claro, allí aparecieron links de páginas de videos, de fotos, de señoras en pelotillas… Vamos…de todo.

El caso es que cuando veo a mi hermano ahora no dejo de pensar en cuando está solo en el cuarto haciendo “cosas”. ¿Debería decirle que he encontrado eso en el PC o hacerme la loca? ¿Planteárselo de coña o nada de nada?

¡Se agradecen los consejos!

M”.

——–

Recreación de la cara de nuestra lectora al ver el ordenador de su hermano
Recreación de la cara de nuestra lectora al ver el ordenador de su hermano

 

Querida lectora,

Como decía un amigo nuestro “El que busca la verdad, la encuentra” y ese ha sido tu caso. La curiosidad mató al gato. Tienes que asumir que tu hermano ha crecido, como Chabeli cuando pasó de niña a mujer, o cuando a Joselito le cambió la voz y se metió en.. .bueno eso, que la gente cambia.

A todos nos pasa lo de ver a nuestros hermanos y sobrinos  como pequeños aunque ya tengan 20 años, es inevitable. Esto es comparable al fenómeno que nos pasaba a todos de pequeños cuando pensábamos que nuestros padres no tenían sexo, nos negábamos a imaginárnoslos en acción.

Eso de “los niños tienen un plátano y las niñas un higo y hacer macedonia tiene castigo” hace años que sabemos que no es cierto. Déjalo que experimente con su cuerpo, como Caritina con las dietas.

Nuestro consejo es que no le digas nada. Aquí la culpa ha sido tuya por ser muy Kiko Hernández, entrometida y poco discreta, nadie te mandó a mirar el historial. Así que te tocará cargar con eso, porque decírselo a tu hermano es reconocerle que has estado fisgoneando su portatil e igual no te lo vuelve a dejar. ¿Qué será lo próximo? ¿Abrir su cajón en busca de profilácticos?

Desde aquí reprobamos tu comportamiento. ¿Te imaginas que él hiciera lo mismo en tu portatil? ¿Qué encontaría? Además, como diría Bebe, seguro que de manera más frecuente de la que quieres admitir cantas  pensando en Álex García o Hugo silva eso de “en el sillón de mi cuarto pienso en ti con mis manos”.

Fíjate, es la primera vez que Bebe sale en Sufridores, si la memoria no nos falla. Pues eso. Que piensa en la canción de la cantante de pelo corto antes de entonarle  tú a lo Supremas de Móstoles que es un enfermo del ciber sexo.

______

Recordad que para que esto pueda tener sentido necesitamos vuestra participación. Cuéntanos aquello que te inquieta, te atormenta o te perturba e intentaremos ayudarte con nuestros consejos inspirados en la SuperPop. Para ello, rellena el cuestionario que está en la pestaña Contacto. También puedes enviarnos un privado desde la página de Facebook. No te preocupes amiga, guardaremos tu economato anonimato. Aunque si tu anonimato te importa menos que unas bragas a Aída Nízar, puedes escribirnos en el propio muro de Facebook, o dejándonos un Tuit en @Sufridores.


Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

3 comentarios en “Oye, no estás solo: El caso de M.

  1. Es tan tan buena la recomendación que poco más que añadir. Por comentarte algo, decirte que me sucedió algo similar (siendo yo la víctima) y no con mi hermano, sino con mis padres (aunque no había porno de por medio ni tampoco intencionalidad, actuaron de forma similar). Si no quieres que tu hermano se pille el rebote del siglo, agacha la cabeza y asume que el chico es un adulto, que tiene edad para eso y que además no hace nada malo. La descripción modo ‘Kiko Hernández’ me ha encantado, jajaja. Tengo que usarlo en alguna ocasión.

  2. Opino que no deberías de decir nada. Tu hermano es adulto y ¿quién a su edad no ha curioseado viendo videos o imágenes porno en internet? aunque me has recordado a hace años mis padres me dieron una cinta vhs para que grabase encima programas de la tele. Se ve que la cinta la tenían ya muy vista (no la querían para nada) y habían quitado la pegatina que venía en el frontal. Claro yo vi que era una película original, total que sola en casa la puse y era “Locas por las bolas” (es fácil adivinar de qué iba la película). Yo tenía unos 13 años así que no dije nada, simplemente usé la cinta para grabar programas musicales. Ahora lo recuerdo y me río, pero en su momento estuve una semana rayada. También otra vez mis padres grabaron encima de una película mía donde tenía grabado el programa de telecinco “bravo bravísimo” allá por 1995, un trozo de una película porno… eso sí que me molestó no dije nada pero estuve otra semana hablándoles lo justo (me molestó que habían grabado justo en la escena de una actuación que me gustaba mucho). Un saludo!

  3. Has invadido su intimidad, es más, el ha confiado en ti, para que uses su portatil y tu, ale, a cotillear, dejalo como esta y superalo, que todos no tocamos.

    Me meo con lo de la macedonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba