Señoras que cantan a los señores de los que son amantes

Por JoniPod

Nos ponemos musicales en Sufridores en Casa. Hace unos meses Mike nos traia un post en el que repasaba algunas canciones que compartían temática común. Eran señoras que se habían enamorado de señores de “cáscara amarga” (¡un beso, Karina!) y se desahogaban en forma de canción contando lo que suponía para ellas saber que habían compartido cama y vida con hombres que no les podían corresponder al 100%. Quizá esas señoras, para calmas su despecho se arrojaron en brazos de otros hombres… hombres que quizá esta vez eran heterosexuales, peeeeeeeero… tienen pareja.

Sí, hoy abordamos el tema de esas mujeres que mantienen relaciones con señores casados, con la esperanza de que dejen a sus señoras, esas que escuchan miles de promesas, sueñan con ser la única.. pero todos sabemos que el marido nunca va a tener el chocolate valor necesario para hacerlo. Cumpliendo una labor social, muchas cantantes han decidido hacer suya esta temática y ponerle voz a esas heridas, o gritar con orgullo a flor de piel a esos hombres cobardes.

Lo curioso es que, aunque es un tema muy ancestral, la idea del post surge de una canción  que descubría la semana pasada. Me encontré en unos grandes almacenes (no, no diré que fue en “El Corte Inglés” para no hacerles publicidad) con un disco de Malena Gracia que se llama “Soy la mejor” (Sí, asi, directamente, sin ser disco de oro ni nada). Al comentarlo en Twitter, Roberto Carrasco me recomendó que escuchara “Tu gloria es mi condena”, y mira, otra cosa no, pero obediente musical un rato... Y sí, lo es, se trata de una de esas canciones petardas, simplonas, de diva doméstica que no puedes dejar de escuchar de lo pegadiza que es. En este enlace de Spotify puedes escuchar la versión de Malena. Investigando en la red a lo Gloria Serra, hemos encontrado la versión original que nos ha servido para descubrir a la prima venezolana de Malena Gracia. Son casi clónicas, ella se llama Liz y el videoclip no tiene desperdicio.

Estilismos a lo festival de la OTI, mucho brillibrilli, leopardo, y momento amante despechada. Querida lectora, si te encuentras en la dura vicisitud de estar saliendo con un hombre malvado que no deja a su mujer, y sabes que ésta te odia, no dejes de ensayar el estribillo de la canción de Liz y Malena… Repite con nosotros…

“Prefiero ser su amante. Tenerlo por instantes. Prefiero ser la otra. Por quien su amor desboca.
Me gusta ser su amante. Por tener siempre cerca. Y con imaginarme. Sus noches se desvela

Ni firma ni papeles. No hay lazos ni cadenas. Lo quiero solo amante. Mi gloria es tu condena”

Tal y como ha reconocido Malena en múltiples entrevistas, nunca ha sido una afortunada en esto del amor. Más allá de los escándalos en los que se ha visto envuelta parece que no acaba de encontrar al hombre adecuado, quizá por esto se implica a tope para cantar esta canción con más rabia que Belén Esteban buscando unos leggins en Primark.

Hablando de Festival de la OTI, nuestra siguiente artista fue una de las participantes de este conocido festival de la canción latina turner. Ednita Nazario (que así se llama la señora) es la artista que más conciertos ha llenado en EE. UU., México, Puerto Rico y Centroamérica. En la década de los 80 popularizó “A que no le cuentas”, un tema en el que la cantante se pone en la piel de la amante, pero en lugar de cantarle a la esposa, le canta al señor retándole a contar a su esposa toda la verdad. Vamos, un drama…

El estilismo de Ednita no nos sorprendería encontrarlo en Bershka en este 2012, más dorado que Raquel Bollo y unas hombreras que son lo más. Ednita se despacha a gusto, muy confiada de que ella es la auténtica dueña, y no la esposa

“A que no le cuentas cuando estas callado que es porque me piensas.
A que no le cuentas que te pones triste cuando a mi me dejas,
A que no le cuentas que si llegas tarde vienes de dejarme,
A que no le dices que ella no es tu dueña ni esta en tu conciencia…”

La más grande que vivió su particular historia de amor y desamor con Pedro Carrasco también cantaba y contaba historias turbulentas en sus canciones. Lo cierto es que la década de los 70 fue muy prolífica en cuanto a culebrones amorosos hechos canción con autores como Juan Carlos Calderón o Manuel Alejandro. Este último fue el compositor de “Señora”, el tema que lanzó Rocío Jurado a finales de los 70 y en el que, la madre de Rociito, se ponía en la piel de una amante que en este caso se declara inocente porque ella creía ser la única, no pensaba que era la otra…

“Él me dijo que era libre, como el mismo aire, que era libre, como las palomas que era libre
…y yo lo creí.

Ahora es tarde, señora; ahora es tarde, señora; ahora nadie puede apartarlo de mí”

Como te decíamos, Rocío canta que ella no sabía nada, pero lejos de renunciar a él al descubrir que estaba casado, le dice a la “Señora” que nanai de devolverlo como si fuera “El Corte Inglés”, que se lo queda. Algo así como lo que le pudiera haber cantado Anita Obregón a Antonia Dell´Atte.

Y el último caso que queremos abordar hoy, que esto parece el Diario de Patricia, es el que contaba Mocedades en 1975. Con Juan Carlos Calderón como compositor de gran parte de sus canciones, nos encantan los eufemismos que utilizaban en sus letras. Porque no me digas que no es maravilloso eso que la esposa acusara a su marido de serle infiel diciéndole: “hueles a leña de otro hogar”, salvo que su esposo fuera deshollinador o guardían de bosque. Nos referimos al single, “Secretaria”

En este caso, la secretaria se negó a convertirse en la amante de su jefe, lejos de abandonar su puesto de trabajo ante la petición deshonesta que éste le hacía, se convirtió en la cómplice de las aventurillas que el hombre tenía a espaldas de su mujer. Este single lo pillan hoy en día las asociaciones feministas o los sindicatos y se lía parda. Para nosotros seguirá siendo pura poesía…

“Fuí también la celestina, de tus citas clandestinas, y aprendí a estar bien callada
luego un guiño de malicia, una caricia de cumplido, y un gentil hasta mañana.
Era yo quien escogía, las flores que cada día, enviabas a tus jóvenes amadas
era yo quien te firmaba las tarjetas, hasta en eso secretaria…”

¿Vendría algún módulo al respecto en los cursos de secretariado de CCC? Esperamos haber sido de utilidad para ti querida lectora, y que este post te sirva como ficha práctica si alguna vez te vez en la tesitura de ser “la otra”.  No te vamos a pedir que confieses si alguna vez te ha pasado, que yo no soy Carlos Carnicero ni este blog es “Confesiones”, pero si que te agradeceríamos que nos ayudéis a completar con nuevos títulos que enriquezcan esta pequeña muestra de canciones. ¡Feliz semana, Sufridores!


Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

0 comentarios en “Señoras que cantan a los señores de los que son amantes

  1. Whitney Houston tiene una de esa mismita temática “Saving all my love for you”. Ella se pasa los días sola esperando esa noche cada x días en la que hacen el amor toda la noche…

  2. Yo no sé que es peor, que tengas que ser secretaria de un ser tan maligno o medir 23 centímetros y tener que estar entre teléfonos y oliendo a cigarro todo el día. Estoy sin palabras con respecto al vídeoclip de “Secretaria” aunque Mocedades tenían otra canción del tema “Tómame o déjame” que iba de cuando la cornuda ya lo sabe todo y le plantea el ultimatum al hombre.

    “Elle, tu l’aimes” Ella es a la que amas, es una canción de la cantante francesa Helene Segara que va de eso, del hombre que no se decide entre la mujer y la amante y ella pues claro, se queja porque va a ser la plantada. El videoclip que incluye pueblo de la provenza, boda de pueblo, y a la helene en plan metijaca, la muy tozuda, es tan grande que te hace olvidar que en realidad es una versión de la archifamosa “Cançao do mar”…

    …¿verdad Chenoa?

    http://www.youtube.com/watch?v=iOQT2thS-ME&feature=related

  3. Que triste y desdichada es la vida de “la otra”, por mucho que Malena la reivindique y se ponga farruca. Pero no se yo si preferiria ser la secretaria, que por pagar las tristes facturas ha de aguantar al jefe cabrón en infiel. Me ha tocado, este post, me ha llegado, me voy a llorar por las esquinas.

  4. Como señora que ha crecido oyendo a Mocedades, debo aclarar que la frase “tu ropa huele a leña de otro hogar” es de “Tómame o déjame”, no de “Secretaria, la que no habla…”, un auténtico himno…

  5. Grandes temazos de ayer y hoy! Secretaria es un tema taaaan buenísimo y ocurrente, que no sé como no es el himno nacional.
    Confesión; de pequeño no entendía la letra de “Señora” y me la ponía una y otra vez a ver si le cogía el rollete…Lo que demuestra a que yo de pequeño era un ser inocente y sin mácula…
    Cecilia tiene un par de canciones desde el punto de vista de la otra más que recomendables, es una injusticia que no aparezca por aquí.

  6. Amaya se merece un super entrevistón, desde la imitación millanesca de martes y 13 no me la quito de la cabeza; o desde esa portada kate bushiana de su LP Volver en solitario . Parece esa profe solterona, o esa catequista post hippy, o esa tía lesbiana. Larga vida a Amaya Uranga!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba