Apueste por una: Osos Amorosos vs Angelosos

Desde que nos mudamos de servidor, los dos autores de este blog queríamos que llegase el miércoles para hacer un Apueste por una, porque teníamos más mono que Sofía Cristo viendo la saga de películas de El Pico.

Entre todas las novedades de este Nuevo Sufridores también traemos una a nuestro APU y será para aquellos lectores perezosos que no tienen ganas de votar en una firmita y lo puedan hacer mediante un simple click.  A eso hay que añadir que hemos eliminado el sistema de sumar, porque os queremos hacer la vida más fácil, como si fuésemos una ThermoMix, o por si algún día Mónica Pont quiere dejarnos un comentario.

Dejando atrás el último APU, en el que enfrentábamos a versiones de I Will Sourvive, y del que no podemos dar veredicto porque se perdieron algunas firmas en la mudanza de servidor, os preguntamos ¿Osos amorosos o Angelosos?

"Nada tienen de especial, dos ositos que se dan la mano"
“Nada tienen de especial, dos ositos que se dan la mano”

Apueste por los Osos Amorosos

Por JoniPod

1.Por su sintonía. Más allá de la manía que le podamos tener a la cantante que dejó sin entrevista a Mike, hay que reconocer que la canción de los Osos Amorosos es mucho más pegadiza que la de los Angelosos. Que levante su walkman el que no gritara alguna vez: Osos amorosos, cuenta atrás…¡¡¡4,3,2,1!!! ¡Tan solo haz la cuenta atrás de los osos amorosos! Aunque tenemos que reconocer que el niño que canta la canción desafina más que Raquel del Rosario en Eurovisión. Si por un casual no os gusta, tenéis la canción en versión en español de los “Cariñositos”.

2.Por su internacionalidad. Los Osos Amorosos pueden ser un tema de conversación comodín con cualquier parroquiano, sin importar el país del que proceda. Nuestros queridos osos se expandieron por medio mundo durante los 80 con diversidad de nombres. Originalmente en inglés son los Care Bears, en España les conocemos como Osos Amorosos, pero por ejemplo en latinoamérica les llamaban los Ositos Cariñositos (¡nos fascina el nombre!). Laura Pausini les llama Gli Orsetti del Cuore,  Die Glücksbärchis para Cascada o en casa de Charlotte Perrelli eran Krambjörnarna.

3.Porque siguen de actualidad. A los Osos Amorosos les ha pasado como los PiniPon o la Nancy, se han remodelado siguiendo las modas actuales. El muñeco ahora tiene ojos más grandes y cambio de forma…hasta evolucionar al 3D en sus películas. Tienen también web propia donde podrás compras merchandising, jugar a pinta y colorea o ver videos. Además, tienen aplicación para el móvil. ¿Creará Teresa Rabal una página de MySpace para sus Angelosos?

4. Porque tuvieron colección de cromos Panini. Si eras alguien en la década de los 80, tenías tu propia colección de cromos y los Osos Amorosos no iban a ser menos. Servidor pedía dinero a su madre para comprar paquetes de estampas (nombre de los “sobres de cromos” en Canarias) e intentar completar la colección. Eran de los buenos, de Panini, de los que se pegaban solos sin necesidad de ser cromo de cartón con pegamento, pero a la vez de los que era casi imposible acabar la colección. Dentro venía un cupón en el que podías pedir si te faltaban 4 o 5 cromos pero… ¿conocéis a alguien que acabara una colección de Panini?

5. Porque son y serán siempre un icono gay. El Coche Nube es muchísimo más homosexual que El Coche Fantástico, y nada superará a Alegrosita, la que tenía el arcoiris pintado en la tripita…eso sin contar con que se movían en un mundo lleno de cielos, estrellas con vida y más arcoiris por el que circulaba el coche de la Tierra del Cuidado. Esto solo lo superan los Pequeños Pony.

Localice al Angelperro y Angelconejo infiltrado entre los angelosos
Localice al Angelperro y Angelconejo infiltrado entre los angelosos

Apueste por los Angelosos

Por MikeMedianoche

1. Porque son lo que la Chabel a la Barbie y el Palé al Monopoly. Sí, los Angelosos no son más que la réplica cañí de un producto extranjero de éxito, en este caso, los osos amorosos y nació de la mano de la alicantina empresa de juguetes VIR a finales de los ochenta. Tuvieron aproximadamente una década de vida comercial y su imagen apareció en peluches, muñecos articulados, mochilas, libretas, fundas para pijamas y muchos artículos más. De hecho, me consta que algunos lectores tenían Angelosos de pequeño (un beso, Ric!).

2. Porque te podías aprender sus nombres de manera rápida y sencilla. Y es que los angelosos se llamaban Rojo, Azul o Amarillo, según fuese su color, más fácil que ser morado y relacionarlo con el nombre Tinky Winky, por ejemplo . Además, cada uno tenía su personalidad propia y por ejemplo el naranja era favorito de Caritina Goyanes porque era el goloso. Coral Bistuer posiblemente pidió por Navidad el Rosa, el deportista. Luego estaba Azul, el dormilón, Verde, el afortunado y Amarillo, el bromista como Jaimito Borromeo. Además existían otros animales que complementaban a los Angelosos, como se ve en la foto, y que dado que no conozco sus nombres bautizaré como Angelperro y Angeliebre. Porque el País de las Estrellas era como Waku Waku, todo lleno de animalistos. Hablando del País de las Estrellas…

3. Porque vivían en el País de las Estrellas. Si en el Arco Iris vivía Mi Pequeño Pony y los Osos Amorosos en la Tierra del Cuidado entre frondosas nubes, los Angelosos vivían en el País de las Estrellas, un lugar al que “sólo se puede llegar con la imaginación”. Allí se desplazaban volando, pues en su espalda tienen unas alitas tipo ángel a la que debían su nombre de Angelosos, y que era, junto a una gran A en su barriga con estrellitas alrededor y una colita multicolor de arcoiris, lo que los diferenciaba de sus primos bastardos los osos amorosos. Porque los Angelosos sí podían volar, apueste por ellos.

4. Por Teresa Rabal. La artista circense, a la cual no tenemos ningún cariño porque nos dejó tirados en una entrevista concertada, sacó al mercado un disco con los Angelosos en portada (que confieso tener dedicado por la propia diva infantil) y tuvo un tema homónimo escrito por su marido y compositor habitual Eduardo Rodrigo y que puedes escuchar aquí. En él, Tere cuenta que los Angelosos son “ositos con piel de amor” “con alas de algodón” y nos narra las características de cada uno. Además, la artífice de Veo Veo los llevó de promoción en sus shows y aquí podemos ver un medley de éxitos de la Rabal con los Angelosos como coristas. Pobrecitos los actores que estuviesen metidos en esos trajes de peluche a pleno sol, por cierto. Lo que hay que hacer para comer.

5. Por sus adaptaciones literarias. El merchandising de los Angelosos incluyó cuentos, como uno llamado El País de las Estrellas escrito por Pilar Mateos, escritora habitual de los clásicos de El Barco de Vapor como La Bruja Mon. Además, el dibujante Jan, el creador de Super López, se encargó de adaptar al tebeo las andanzas de estos simpáticos seres zoófilos-estelares, y que aparecieron en revistas como las de Zipi y Zape o Mortadelo. En ellas, los Angelosos compartían aventuras con una niña terrícola llamada Estrella, algo mogollón de original teniendo en cuenta que vivían en el País de las Estrellas. Si te da el punto, en este blog, Personajes de Tebeo, puedes leer alguna de las historias.

Apueste por una

  • Osos Amorosos (76%, 29 Votes)
  • Angelosos (24%, 9 Votes)

Total Voters: 38

Cargando ... Cargando ...


Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

9 comentarios en “Apueste por una: Osos Amorosos vs Angelosos

  1. No se que pasa, que no me deja pinchar en nada para votar. Pero me quedo con los osos amorosos, además de que no recuerdo a los segundos, todo lo relacionado con Teresa Rabal, apesta.

  2. Soy poseedor del Angeloso dormilón (el azul). Desde el día que me lo trajeron los reshes magos se convirtió en mi preferido. Dormía con el y me lo llevaba a todas partes. Aún lo conservo. (Subiré foto, ai promise).
    Pero aún y así, voto por los Osos amorosos. Y es que no me engañaban ni cuando era un niño. El tufo a copia se olía por todo y los angelosos eran como el sustituto de los amorosos para el proletariado que no podía acceder a los otros más auténticos porque salían por la tele.
    También recuerdo que cada Angeloso era diferente del otro (vamos, que no parecía que se hubieran hecho en cadena) y un mismo modelo era un muñeco completamente diferente al otro. Eso daba como miedo.

  3. Ay Mike, tú mismo lo has dicho, es como elegir entre la Chabel y la Barbie. Yo añadiría, es como elegir entre Rocio Jurado y la Pantoja, yo siempre seré de la Jurado. Está claro, los osos amorosos.

  4. Los osos amorosos, of course, por ser mas maricas que una pamela rosa de raso. Que mierdas random son lo otro??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba