Cinexín

Published on enero 8th, 2015 | by Mike Medianoche

7

‘Los Goonies’ no está sobrevalorada: otra forma de mirar la película

Esta Navidad, un cine de Málaga ha programado con varias sesiones diarias una reposición de ‘Los Goonies’, la misma película que se estrenó en verano de 1985. Fue un reestreno a lo grande, proyectado en la gran pantalla con sus rollos de cine analógico de toda la vida, con sus mijitillas en la pantalla danzando aquí y allá, recuperando esa magia que el cine digital no tiene. De hecho, según han contado por Facebook, en las semanas que ha estado en cartel (aún quedan algunas sesiones) más de 700 personas han pagado alegremente por ver una película que podrían ver en casa. Ay, qué subjetiva que es la piratería y sus argumentos.

Si uno se fija, ‘Los Goonies’ es una película muy contemporánea porque habla de un grupo de críos cuyas familias necesitan dinero para que nos les desahucien, y ellos deciden ponerse manos a la obra buscando un viejo tesoro perdido de un pirata, con cuyo botín podría pagarse las trampas familiares.

Hace poquito, conté en AtrozConLeche.com por qué esa película me marcó tanto de pequeño, y de cómo mi hermana me la alquiló en vídeo BETA y me convertí en fan instantáneo del filme. Con los años, conseguí grabar la película de televisión y me la vi hasta la saciedad, hasta que tiempo después me la agencié original primero en VHS (en una edición chusca que regalaban en Telepizza) y luego en DVD. A ello se le sumarían otros productos de merchandising variados, como varias camisetas, un bolso, el disco de vinilo del tema de la película que interpretó Cindy Lauper o incluso unos marcapáginas que me regaló JoniPod por mi cumple hace un bienio o así.

Hay quien dice que ‘Los Goonies’ está sobrevalorada, y bajo mi punto de vista totalmente subjetivo y carente de valor oficial, a quien afirme tal cosa yo le respondería como Homer Simpson y su «eso es mentira, so marrana«. Sin embargo, es mucho más pacífico y creativo escribir esta entrada en la que doy mis razones de por qué la película sigue ganando con cada visionado. Y es que viéndola en pantalla grande, y pese a saberme los diálogos de memoria, me he reído a carcajadas y también me he emocionado en los momentos nescafé más bonitos, y apreciando incluso detalles que nunca había apreciado.

Inicialmente pensé hacer un post de «razones por las que debes adorar a ‘Los Goonies'» o similares, pero no quería hacer algo de perogrullo, así que al final simplemente he escrito un montón de puntos de qué cosas me molan de la película y qué lecturas le veo a la cinta ahora que peinaría canas si no estuviese tan calvo.

1. Mikey es una mística. El protagonista del filme es Mikey Walash, al que da vida el hobbit Sean Astin, y es un personaje que tiene alma de cantautora lesbiana o de Lluvia Pérez. Es un niño un poco repipi que le encanta hacer un monólogo cada dos por tres de una manera cursi («tan cursi como papá», como le dice su hermano Brandon), y para ser el cabecilla de la panda es un tanto cargante, porque hasta que no se sale con la suya no se calla, aunque al final le salen las cosas bien, como era de esperar, claro. Como curiosidad, en la versión doblada quien pone voz a Mikey es el cantante Macaco.

Los-Goonies-Pozo

Ejercicio: Localice una mística y una lesbiana en la fotografía

2. ¿Es Stef lesbiana? En la película, solo dos niñas forman parte del grupo y casi de rebote. Por un lado está Andy, que quiere ligarse a Brandon y que tiene ganas de que le planten una semillita, porque a ella ni estando comida de mierda bajo una cueva en la que debería oler a cloaca se le quitan las ganas de hombre. De hecho, en un descuido, se lía con su cuñado porque lo confunde con su chico, pero tampoco le importa demasiado, como cuando te gusta un chico en un bar y al final le metes cuello a su amigo porque es el que te ha hecho algo de caso. Sin embargo, Andy tiene una amiga que tiene todas las papeletas para ser lesbiana, Stef, y no lo digo solo porque tenga el pelo corto. Es que Stef es una bollo en potencia que está enamorada de Andy aunque le fastidie admitirlo, y por ello cuando su amiga se besa con un chico exclama «qué asco» para intentar joder el clímax. Stef es una lesbiana cascarrabias a la que le va grande vivir, todo le parece mal y tiene un carácter agrio y oscuro.

3. Gordi es arte puro. Mi personaje favorito, como el de tantos otros, es el del niño rollizo que en España fue bautizado como Gordi, Chunk en su versión original. Es un crío imaginativo casi tarado al que le encanta fantasear que vive en mundos paralelos, como el tío de la canción ‘Barco a Venus’ de Mecano. Luego, pasa lo que pasa, que no te cree nadie cuando dices que te has metido en un lío. Una de las cosas que cuenta más geniales es la vez que se vomita dentro de una chaqueta, se va al cine, y desde el gallinero le vomita a la gente que está en el patio de butacas, que comienza a potarse encima la una a la otra. Unos años después, Corey Feldman ‘Bocazas’ participaría en la película ‘Cuenta conmigo’, basada en un relato de Stephen King  y en la que se cuenta una historia similar: ‘La venganza de Culograsa’. Mención aparte merece la llegada al final de su familia, que acude a su encuentro tras un día perdido con una pizza del Domino, y resulta que están todos tan gorditos como él; lo molón es que en el caso de su madre y su hermana eran las mismas que en la vida real.

4. Chiquito de la Calzada encabezaba el clan de los malos. ¿O a caso la madre Fratelli no es igual que el protagonista de Condemor?

Mama-Fratelli

5. No es Willy el Tuerto, sino Guille el Tuerto. En la versión original, el pirata cuyo tesoro buscan los críos no es italiano (¿qué hacía un pirata de Italia en Estados Unidos, tan lejos?) sino latino. Así, al inicio del filme se puede ver que en el mapa no dice Willy sino «Guille el tuerto», y del mismo modo, bocazas traduce del español, no del italiano los textos del mismo. Es más, la limpiadora de la casa tampoco es italiana sino latina, y se llama Rosalita y no Rosanna, y bocazas habla con ella en un castellano tal que así.

6. El baile del italiano y el castellano. Rizando el rizo, los Fratelli sí son italianos en la trama original, y en el doblaje comparten nacionalidad con Willy el tuerto, pero no. Y para unas cosas Bocazas conoce el idioma, y para otras los Fratelli hablan italiano delante de él y parece no enterarse. Pequeños flecos lingüisticos que suceden.

7. «Lo del pulpo fue lo peor». Cualquier talifan de la peli conocerá esa frase que se pronuncia al final de la película y que no tiene ningún sentido. Muchos ya lo sabrán, pero dicha cita hace alusión a una escena eliminada del metraje original en la que cuando caen al lago son atacados por un cefalópodo gigante. Pero casi mejor que lo eliminasen; así aquella frasecita de marras es más desconcertante y mola más. Recuerdo que en su día, un amigo de un chat de cine de terror que yo frecuentaba creía que era una fantasmada más de Gordi, y eso que no era él quien la decía.

8. Endogamia cinematográfica. En ‘Los Goonies’ hay muchas referencias a películas dirigidas o producidas tanto por Spielberg, productor, como de Richard Donner, director. El caso más claro es cuando Sloth luce una camiseta de Supermán, cuya adaptación cinematográfica fue obra de Donner un lustro atrás. Otras son más sutiles, como cuando el sheriff hace referencia a Gordi de la vez que avisó de unos bichitos que se reproducían con el agua, alusión a los ‘Gremlins’ que produjo Spielberg. Pero viéndola en pantalla grande me di cuenta también que las sábanas en las que duerme Mikey al principio del filme también son de Supermán.

9. El pseudo goonie sodomita. Aunque yo tenga mi teoría sobre si Stef es lesbiana, nadie de la pandilla es abiertamente homosexual. Sin embargo, hay que destacar a Troy, el malote que se quiere ligar a Andy y que en una escena se le ve cagando pero con los calzoncillos puestos. El actor que da vida al personaje es gay en la vida real, y además es el precursor de esa película tan sodomita como es ‘Burlesque’, aquel fiasco de Cher y Christina Aguilera.

10. La dislexia. Si hay una constante en toda la película es la dislexia y la mala pronunciación que tienen todo. Lo más habitual es que corrijan al chino Data por no pronunciar bien, pero también hay quien mezcla las churras con las meninas* en sus diálogos. De todas ellas, mi favorita es la madre de Mikey cuando le dice a Brand que o encuentra a su hermano o se hará «el hare krishna», a lo que su hijo le replica que lo que se hará es el hara-kiri.

¿Habrá algún día una secuela de ‘Los Goonies’? Es algo que lleva mucho tiempo diciéndose. El pasado 2014, Josh Brolin, Brandon, dijo que jamás habría una secuela. Luego el director dijo que sí, y poco después, el propio Brolin acudió a televisión a recordar su papel (bandana en el pelo incluido) en la película que este 2015 cumple 30 primaveras. ¿Será eso que finalmente la habrá? Personalmente, espero que no, pues puede que pase como con ‘Grease 2’, que es un musical divertido y entretenido pero una mala secuela. Y posiblemente unos ‘Goonies 2’ sean una buena película de aventuras, pero una mala segunda parte.

*En Menéame han considerado que el chiste es una errata. No, está puesto así a cosa hecha.

Tags: , ,


About the Author

Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación y Organización y en Publicidad y Márketing. Su experiencia profesional abarca trabajos como diseñador y editor de vídeo en varias empresas audiovisuales, y presentador y redactor en una TV local. Actualmente, colabora Radiolé como experto en música.



7 Responses to ‘Los Goonies’ no está sobrevalorada: otra forma de mirar la película

  1. Pingback: ‘Los Goonies’ no está sobrevalorada: otra forma de mirar la película

  2. Xko says:

    Recientemente, una amiga me pregunto por «súper 8» yo le dije que era un intento de ser los nuevos goonies y esta me confeso que no había visto esta peli, así que se la regale en reyes junto con Grelims y Willow. Pack de obligado visionado adolescente.

  3. ¡Qué buena mezcla! Los Goonies + Sufridores en casa. Muy buena descripción de la película, como era esperable…

  4. logan says:

    Tuve la suerte de verla en su estreno en Julio de 1985..desde aquella la he debido de ver 50 veces..un peliculón. El primer pase por Tve fue el dia de navidad de 1991 http://archivo.elperiodico.com/ed/19911225/pag_062.html. un saludo

  5. victor says:

    Felicidades por el artículo! Yo también vivo Los Goonies como tu, nos marcó a toda una generación y me se sus diálogos de memoria.

  6. Sergy says:

    Me ha encantado la descripción de los personajes. Probablemente cuando la vuelva a ver lo haré con otros ojos, pero reconozco que esta película me gustó mucho cuando la vi de chico, y ya de mayor no me dijo nada. Es más, me aburrió bastante. Me da que tengo que ser el más raro, porque por lo que os leo a todos os sigue enganchando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • No me toques los 90

  • Sufridores en Casa

  • Publiacidez Amazon

  • Recent Posts

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda

  • Amazon Cine