Cinexín

Published on septiembre 30th, 2011 | by Mike Medianoche

9

De cuando los amigos de Marisol compraban Mundo Juvenil

Por Mike Medianoche

Cualquier lector habitual de Sufridores sabrá, o al menos se hará la idea, de que una de nuestras ochenta artistas españolas favoritas es Pepa Flores, Marisol. Marisol nos dejó grandes canciones y películas y también gran cantidad de merchandising: desde libretas para el colegio a muñecas de ella misma, pasando por  álbumes de cromos, cuentos y novelillas protagonizados por ella o su revista Mundo Juvenil, de la cual hablaremos hoy.

La revista valía cuatro pesetas, menos de tres céntimos de euro

La revista valía cuatro pesetas, menos de tres céntimos de euro

Mundo Juvenil, Revista de los amigos de Marisol llega a los kioskos españoles en el año 1963, tras el éxito de las primeras películas de la niña Pepita. La editorial Bruguera hizo así un producto a la medida de los fans de la malagueña: una publicación en la que se nos informase sobre ella y sus películas, y a poder ser, que incluso nos contase nuevas aventuras. Y como todo es posible,  con cada número nuevo podímos disfrutar de un cómic de unas tres páginas protagonizado por una dibujada Marisol. Como cabría esperar, estas historietas (con nombres tan esperpénticos como Con M de Milagro, Cuentos de hadas atómico o ¡Cuidado con los impulsos!) no tenían nada que ver con sus películas , y no podíamos ver a María Belén, su amiga negra en Tómbola, ni a su abuela interpretada por Isabel Garcés. Una auténtica pena, sobre todo porque las historias eran de lo más descafeinadas, eso sí, aunque repletas de más moralina que en un capítulo de Cosas de casa. Por cierto que la revista se rellenaba con otros cómics como La alegre pandilla, Lulú estrella precoz o Eloy chico de hoy, que no tenían absolutamente nada que ver con Pepita.

¿Hola, qué tal? soy Merche

¿Hola, qué tal? soy Merche

Con cada nueva revista, los fans más acérrimos también podían disfrutar de una carta en teoría escrita por Marisol, en el que contaba las últimas novedades respecto a su vida, su obra, y por supuesto la revista. Y es que en lugar de hacer una noticia, por ejemplo, para anunciar un concurso, era «la propia» Marisol quien lo contaba en sus cartas, en la que constantemente manifestaba cuán amiga era de todos sus lectores.

Marisol firmó la carta, y Ana Rosa "Sabor a hiel"

Marisol firmó la carta, y Ana Rosa «Sabor a hiel»

Otra cosa que hacía de lo más genial Mundo Juvenil eran los «grupos de amigos de Marisol». La revista traía unos formularios para que te apuntases tú y tus amigos más cercanos en uno, con el cual podías optar a premios de merchandising de Marisol o incluso acudir a un encuentro con la propia niña prodigio. Lo más delicioso es que todo estaba ya jerarquizado, y tenías que indicar quién era el presidente, vicepresidente, secretario, vicesecretario y hasta el tesorero. Es más que posible que muchos de los eurofans que acabaron involucrados en la OGAE y similares dieron sus primeros pasos como «Amigos de Marisol» antes de ser «Amigos de Eurovision». Como valor añadido, podías tener la suerte de que en la revista publicasen  la foto de tu grupo.

Presidente del club y esa postura de manos. Y luego se sorprenderían en casa cuando el niño dijo que era marisol.

Presidente del club y esa postura de manos. Y luego se sorprenderían en casa cuando el niño dijo que era marisol.

Cada ejemplar incluía también un pequeño reportaje de la actualidad más marisolera, contando si la pequeña diva era aficionada a las muñecas, o si había acudido recientemente a pescar, a una boutique a probarse ropa, al estudio a grabar un nuevo tema o a salvar focas en Siberia si se hubiese dado el caso.

Ojalá elegir un modelito hubiese sido el más "terrible problema femenino" al que se enfrentó Marisol en su vida

Ojalá elegir un modelito hubiese sido el más «terrible problema femenino» al que se enfrentó Marisol en su vida

Dejo para el final la publicidad que rellenaba la revista, enfocada exclusivamente a las chicas. Y es que, por muchos fans masculinos que formasen sus clubs de amigos, en el interior de la revista se nos indica que es una «revista juvenil femenina» y por ello tenía incluso una sección de moda llamada Para las amigas de Marisol. Por ello, se anunciaban en las páginas por ejemplo una selección de libros que entonces era «la única colección juvenil-femenina en España» o un peculiar collar de perlas.

Las Perlas Majorica son como las declaraciones de Aída Nízar, que no se distinguen si son verdaderas o no

Las Perlas Majorica son como las declaraciones de Aída Nízar, que no se distinguen si son verdaderas o no

Y todo esto era lo que ofrecía entonces la revista Mundo Juvenil. ¡Nos vemos, marisoles!

Tags: , ,


About the Author

Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación y Organización y en Publicidad y Márketing. Su experiencia profesional abarca trabajos como diseñador y editor de vídeo en varias empresas audiovisuales, y presentador y redactor en una TV local. Actualmente, colabora Radiolé como experto en música.



Back to Top ↑
  • No me toques los 90

  • Sufridores en Casa

  • Publiacidez Amazon

  • Recent Posts

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez Camela

    Banner_La_banda

  • Amazon Cine