Oye no estás solo: El caso de F.

A ver si publicáis esto. Es una chorrada comparado con algunos casos que recibís, pero creo que más de uno se va a sentir identificado. Quiero permanecer en el anonimato, al igual que algunos detalles de mi caso. El caso es que estoy apuntad en el club de fans de una conocida artista. Tenemos un foro, un grupo de Facebook, newsletter…ya sabéis, la versión 2.0 de las comunidades de toda la vida. El tema es que me gusta participar y colaborar, pero a veces me siento frustrado por no poder decir lo que pienso realmente.

Es como si estuviéramos en una secta en la que todos tuviéramos que pensar lo mismo. Es decir, yo adoro a esta artista, pero a veces no me gustan algunas de sus canciones, o cómo viste o incluso algunas de sus declaraciones. El tema es que no me atrevo a decirlo porque alguna vez alguno en el foro se ha atrevido a poner algo del estilo en plan “este single no está a la altura” o “por qué se viste así” y el resto de la comunidad se le ha venido encima.

¿Por qué ser fan implica tener que comulgar con todo lo que hace un artista? ¿Por qué no podemos tener espíritu crítico si ya tenemos una edad? ¿Qué me recomendáis que haga? ¿Me echo al mundo por montera y digo lo que pienso? ¿Soy un mal fan?

¡Gracias chicos!

——————————

Querido superfan,

Nos ha fascinado tu testimonio. Lo de tu club de fans vendría a ser Sálvame y tu diva Belén Esteban. Tenéis que tocarle las palmas y defenderla pero que a nadie se le ocurra salirse del tiesto y decirle algo en contra, porque el resto de colaboradores cargaran contra esa persona. En este caso, la artista seguro que pasa kilo y medio de vuestras discusiones de foro o vuestras posibles críticas. Salvo que seas fan de Soraya Arnelas, en esa caso, ella misma te responderá personalmente vía Facebook o Twitter para mandarte a la m.. Valencia de Alcántara con tus comentarios.

No tengas miedo, debes dar un paso al frente siempre y cuando justifiques tu crítica. Entendemos que hay un grado de madurez para comentar las cosas de tu diva, más allá de un concursante de juego de niños o una miss que solo sabe decir que “es una cosa muy grande, muy bonita y maravillosa”, ¿no?

Eso sí, tampoco se trata de que te pongas profundo como hacen algunos, que analizan los discos de sus divas domésticas como si fueran grandes joyas de la música contemporánea o una antología de la obra de Joan Manuel Serrat, ¿vale?

Seguro que alguno en la comunidad te apoya y entiende lo que dices. Y si no, míranos a nosotros. Que nos atrevimos a decir que la canción de Ruth no nos acababa de convencer, y grupos enteros de eurofans se nos presentaron en la oficina de Sufridores en Casa con antorchas pidiendo nuestra cabeza.

Vamos a ver, nos encanta Ruth como artista, mucho. Tiene un vozarrón es-pec-ta-cu-lar. Habla inglés. Tiene ganas de ir a Eurovisión. Chico, por decir que la canción no nos convence tampoco es para tanto, ¿no?

En fin, que nuestro consejo es que hagas como ella, y digas lo que quieras…

"Que paso, que me da igual Eurovisión"
“Que paso, que me da igual Eurovisión”

Blog sobre televisión, música, cine y lo que surja, siempre desde un punto nostálgico y humorístico. Emitiendo de manera ininterrumpida desde 2009.

3 comentarios en “Oye no estás solo: El caso de F.

  1. Opino, que debes ser sincero, pero diciendo las cosas con tacto y cariño, ya que sigues siendo su fan, y además dudo que puedas decirlo con ganas de ofender. Habrá quien no lo entienda, hay mucho talifan suelto, y en ellos varia la edad e incluso la madurez, habrá quien pueda entenderlo y quizás rompa una lanza en tu favor, pero lo que esta claro, es que no siempre nos gusta lo que hace la gente que queremos.

    Te animo a ser sincero.

  2. Fan viene de fanático con todo lo que ello signifique y derive. Si quieres ser fan tienes que ser incondicional por sistema; si no, eres otra cosa a la que tú mismo le puedes dar nombre, pero no un fan. Por consiguiente, sí, eres un mal fan. Y, además, un miedica que, por no dar datos no das ni el nombre de la artista, con lo que cualquier respuesta que te demos aquí nunca será la adecuada. Y también son ganas de darte importancia, porque tampoco tratamos secretos de Estado, digo yo.

    Con mucho cariño por mi parte, espero haberte ayudado, ya ves que soy muy comprensivo. Me tienes a tu disposición. Para lo que haga falta.

  3. La verdad es que no puedo aconsejarte mucho, puesto que no soy ‘fan’ de nadie , pero se me ha venido a la cabeza una ocasión en la que una amiga me pidió que la acompañase a Tívoli a un concierto de la madre de Isabel II porque le falló otra amiga (yo no soy muy de Maribel). En el concierto le hice un comentario inocente y que además no era en plan ofensivo, pero las señoras de alrededor, que tenían las orejas bien puestas sobre lo que hablábamos, atacaron como hienas. Sentí miedo: mucho, mucho miedo… yo creo que me vieron tan asustado, que hasta sintieron remordimientos y en el intermedio nos ofrecieron medias noches rellenas de filetes empanados y tortilla (tal y como te lo digo).

    Vamos, que si no los tienes delante, como era mi caso, ¿qué te van a hacer? Di lo que quieras… a tu diva le va a venir estupendamente sea positivo o negativo. Le vas a hacer publicidad al fin y al cabo. ¿Y quien sabe si le llegase directamente y acepta tu consejo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba