Barco de vapor un-dos-tres-tacanones

Published on octubre 25th, 2016 | by Mike Medianoche

1

Los libros de ‘Un, dos, tres, responda otra vez’: el primero de 1976

En estos días el programa ‘Un, dos, tres’ vuelve a estar de actualidad ya que Miguel Herrero ha publicado con Diábolo Ediciones el libro titulado igual que el programa: ‘Un, dos, tres, responda otra vez’, con el subtítulo de “La historia del programa de nuestra vida”. Una delicia para los fans de Chicho que además cuenta con el prólogo de Luis Larrodera, el último presentador del mítico concurso.

libro-un-dos-tres-responda-otra-vez-2016

Por este motivo es interesante recordar los tres libros oficiales que el programa tuvo hasta la fecha: dos publicados en 1976 y otro más del año 1987. De los dos primeros es difícil saber cuál vio la luz primero, pero según tento entendido sería este de pastas rojas.

libro-un-dos-tres-1976

Lo cierto es que este volumen no se puede considerar exactamente un libro de información sobre el programa. Lo primero que nos encontramos en él es un pequeño reportaje casi de revista en el que se cuenta cómo los concursantes de aquel año del ‘Un, dos, tres’ participaron en un sorteo del que salió ganadora una pareja llamada Abelardo y Esperanza, andaluces. Ellos fueron elegidos para hacer una especie de gymkana en la que irían a Venezuela a pescar ostras perlíferas, y al llegar al plató si las ostras tenían una perla dentro multiplicarían el dinero que ganaron en su día en el programa.  Además, contarían con la ayuda auxiliar del escritor Alberto Vázquez Figueroa.

mision-un-dos-tres

Pero como Chicho es muy liante en vez de a Venezuela los mandó a Senegal, donde no les aceptaban los bolívares venezolanos y hasta tuvieron que trepar por cocoteros. Y tras el pequeño engaño ya sí que los llevan a Venezuela, donde pescaron ostras perlíferas y fueron al plató a abrirlas. Como toda hija de vecina, ni Esperanza ni Abelardo supieron detectar las perlas en las otras a medida que las abrían, y tras una decepción inicial encontraron cinco entre los restos. Y las 5.100 pesetas que ganaron (algo más de 30 euros) se multiplicaron por tres gracias a la “Ruleta Tacañona”, y además ella ganó perlas mallorquinas por valor de 40.000 pesetas. Aquí podéis ver el reportaje que se emitió en televisión sobre esto.

El resto del libro lo componen varios juegos, a los cuales nunca he jugado porque para ello hay que recortar las fichas que vienen en el libro y me parece una pena. El primero de ellos es ‘El triángulo de Don Rácano’ (Don Rácano era uno de los tacañones) y es una especie de damas en versión en solitario en en el que en lugar de fichas blancas y negras hay rupertitas amarillas. Y tú mismo vas comiéndote tus fichas hasta dejar solo una en todo el triángulo. Si no, pues has perdido como Geno en Operación Triunfo y te llevas un fuerte aplauso. He de decir que el nombre es un poco al azar, y que bien se podía haber llamado El Triángulo Equilátero de Don Cicuta o El Triángulo Maravilloso de la Calabaza (porque Ruperta aún no tenía nombre).

triangulo-de-don-racano

Otro juego es una especie de escalera llamada Expedición Un Dos Tres, como el reportaje inicial,  que se juega con un dado de cartón que tú mismo debías recortar y pegar. A medida que lanzas el dado haces lo que te diga la casilla: avanza por un pasadizo, retroceder, perder turno… Y poco más. Solo hay que ir tirando hasta llegar a la casilla de llegada. Fascinante.

juego-de-mesa-un-dos-tres

Si pinchas sobre la imagen podrás descargarlo en grande y jugar en casa

Y el libro finaliza con un juego a lo ‘Un, dos, tres’ de televisión, con uno haciendo de presentador cual Kiko Ledgard (en las instrucciones llaman a este papel el de Seudo-Kiko) que irá haciendo las preguntas a las parejas. Pero también haces de Tacañón para descartar preguntas erróneas, para lo que te aconsejan que uses un diccionario, a lo ‘El tiempo es oro’. Porque claro, en aquella época no había móviles para mirar respuestas de manera inmediata.

En vez de tener a Victoria Abril llevando una bandeja con preguntas, como Seudo-Kiko debes apuntar del 1 al 5 en papelitos y dar a elegir a las parejas de concursantes, que tendrán 45 segundos para responder. A los 45 segundos, como Tacañón, te tocaría darle a una campanita, y si no tienes campanita te dicen que cojas una cacerola y un cubierto para hacer de gong. Todo muy relajante.  Y así, según las respuestas acertadas, se irán multiplicando por 25 puntos (que no pesetas). Al final del todo había un tablero de puntuaciones, que yo tampoco he usado nunca porque quedaría muy feo.

puntuaciones-un-dos-tres

Alguien debería hacer una APP para jugar al programa en casa

Entre las preguntas nos encontramos “prendas exteriores usadas por el hombre y la mujer a partir del traje de Adán y Eva hasta nuestros días”, “especialidades deportivas y clases de pruebas de las Olimpiadas”, “objetos contenidos en un cajón de sastre” o “animales exclusivamente acuáticos” y para los más capillitas “nombres masculinos de personajes del Nuevo Testamento”. Que a poco que te pongas a decir apóstoles te sacas mogollón de puntos, la verdad.

subasta-un-dos-tres

Por último, también existía un juego de La Subasta, como la tercera parte del programa. Eran un montón de círculos con premios como un coche, un perro, dos abonos para los toros o la Ruperta (que viene hasta tres veces) y otros círculos con objetos para ocultar estos regalos, y que son tan simpares como fotos de Ana Bolena o Napoleón y la Torre del Parlamento de Londres y la Mezquita. Y entonces el que hace de Seudo-Kiko debe ofrecer a un amigo que descarte un regalo entre El Escorial, la Mezquita y Einstein, y se desvela qué ha perdido. Así, entra un nuevo regalo en juego y se descarta otro, y así hasta quedarte con uno último. Y aunque “ganes” el coche, la calabaza o un safari lo importante es participar y haberte creído durante un ratito que estabas en el programa de RTVE.

fichas-un-dos-tres

Cómo Hitler puede esconder una Ruperta y Ana Bolena un coche es un enigma digno de Cuarto Milenio

Tags: , , ,


About the Author

Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación y Organización y en Publicidad y Márketing. Su experiencia profesional abarca trabajos como diseñador y editor de vídeo en varias empresas audiovisuales, y presentador y redactor en una TV local. Actualmente, colabora Radiolé como experto en música.



One Response to Los libros de ‘Un, dos, tres, responda otra vez’: el primero de 1976

  1. Pingback: Los libros del ‘Un, dos, tres’: el otro libro de 1976 | Sufridores en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑
  • No me toques los 90

  • Sufridores en Casa

  • Publiacidez Amazon

  • Archivo

  • La audiencia dice…

  • Categorías de Sufridores En Casa

  • Publiacidez La Banda Magnética

    Banner_La_banda

  • Amazon Cine

  • Publiacidez Ebay