Los Vivancos: “Abandonamos la preselección de Eurovisión 2009 porque era un cúmulo de despropósitos”

El Teatro Cervantes de Málaga acoge desde el pasado miércoles 4 y hasta el próximo domingo 11 el montaje ‘Nacidos para bailar’ de Los Vivancos. Elías (violonchelo), Judah (violonchelo de cinco cuerdas), Josua (percusión), Cristo (saxofón), Israel (flauta), Aarón (violín) y Josué (teclado) ofrecen un recital de casi dos horas en el que tocan al son de Michael Jackson, hacen acrobacias sobre cajones flamencos y zapatean del revés subidos a una impresionante estructura, entre otras puestas en escena.

Y entre representación y representación (literalmente, después de una prueba de sonido) hemos podido hablar con dos de estos siete hermanos, Aaaron y Elías, que han desvelado los entresijos del show, han hablado de su breve pero intensa aventura eurovisiva y de qué opinan de los talent shows de danza en televisión.

Los Vivancos Traje

Entrevista a Los Vivancos

‘Nacidos para bailar’ arranca al son de la música de los siete enanitos.

Aarón: Es un poco un gag, siete hermanos, los siete enanitos, y vamos vestido un poco los 300 en una mezcla.

Elías: ‘Nacidos para bailar’ juega mucho con la espectacularidad, es el leit motiv del espectáculo, y es uno de esos guiños al humor, la sorpresa y a la anécdota con lo que jugamos. Y también tiene un mensaje muy íntimo por debajo, un recuerdo de cuando éramos niños y volvíamos a casa tras estar en la montaña cantando esa canción.

Siete hermanos en la montaña… ¿El próximo espectáculo empezará con ‘Sonrisas y lágrimas’?

Aarón: O siete novias para siete hermanos (risas)

Uno de los números consiste en tocar un violonchelo a ocho manos y hacéis versiones de los Looney Toons, ABBA, Bizet, la banda sonora de Tiburón… ¿Cómo se ensambla un puzle así?

Elías: El espectáculo combina muchos elementos, y salió todo de un día en Italia en el que perdimos un vuelo por algo que pasó, un volcán creo, y en el aeropuerto empezamos a hacer una lista de temas legendarios, clásicos, rock, todos muy diferentes. Y en un año y medio fuimos poniendo y quitando, un trabajo muy intenso y acorde a la versatilidad del espectáculo, donde hay danza, artes marciales, equilibrismo… Es un trabajo muy loco, pero muy coherente.

Los Vivancos nacidos para bailar 1

¿Y cómo es el público de Málaga?

Elías: Es un público con sangre caliente, al que le gusta nuestro trabajo. La vez anterior que vinimos hasta nos seguían por la calle tocando palmas.  Ojalá volvamos mil veces más.

Eso no pasará en otros puntos del mundo.

Aarón:  Hay países donde el público es más frío, pero como al final del espectáculo todo es más interactivo te das cuenta que el mensaje llega igual, que transmites energía y emoción

Aunque interactuáis sin abrir la boca.

Aarón: Es expresión corporal, música, danza, artes marciales…

Elías: Todas las grandes cosas de la vida se dicen sin palabras (Se ríe) Es una broma interna, porque el otro día pusieron un titular aparatoso de una broma que dije. Ahora intento yo buscar el titular.

Tenéis un lado solidario muy activo. En Málaga habéis estado en La casa Ronald McDonald, donde se quedan los niños y familias sin recursos para ir y venir al hospital materno.

Aarón: Nos gusta ir siempre de la mano de las organizaciones, como el show que hicimos por el terremoto de Ecuador, o aquí con los niños de la casa de Ronald McDonald, a los que fuimos a visitar y les hicimos un número.

Elías: Es muy bonito y gratificante poder hacer ese tipo de ayuda, una vez que ya tienes los medios, y más que una obligación es un privilegio. Te subes al escenario, y te dan un aplauso, y piensas que el aplauso debería ser para esos niños que luchan, o esas víctimas de Ecuador.

Aarón: En Madrid, en la función del 27 de abril, se sumó mucha gente por la causa. Y en Barcelona vamos a preparar también una sorpresa a modo de ayuda que ya diremos.

Los Vivancos Ronald McDonald 1
En el centro Elías, y a la derecha, de azul, Aarón

¿Cómo afrontáis en un espectáculo tan hermético una baja o una lesión?

Aarón: Pues con el pie cojo y al escenario.

Elías: En nuestro caso no hay suplentes porque es casi imposible encontrar una persona que toque el violín, que al mismo tiempo zapatee y haga piruetas. Por otro lado somos hermanos y es difícil entrar. Lesiones ha habido pocas pero las ha habido, y precisamente subiendo las escaleras Aaron ha dicho “me duele el pie” porque se lesionó durante la preparación de este espectáculo, pero lo que toca es estar aquí, subirse al escenario… y aguantar si duele.

La Camboria decía que el flamenco se bailaba de cintura para arriba, y que para abajo era solo gimnasia.

Elías: Es una forma de verlo. Mi padre escribió un poema sobre el violonchelo en el que decía el corazón en la mano derecha, la mente en la izquierda, la pasión en la derecha, la frialdad en la izquierda… En el flamenco hay dos caras de una misma moneda, no puedes salir con pasión sin técnica, ni ser solo un ginmasta como decía la Camboria.

Aarón: Es importantísimo el ritmo, que siempre lo llevamos con los pies. Se convierte en gimnasia si te olvidas de la pasión.

Siempre que se escribe de vosotros se comenta que tenéis el récord Guiness de los pies más rápidos del mundo. ¿Cómo fue aquella prueba?

Elías: No fue fácil, requirió de bastante tecnología. Estuvo presente un notario y varias personas más, tuvimos que contratar unos técnicos que grabasen a cámara superlenta, y se hizo la prueba, se grabó, con el notario contando allí golpe con golpe hasta que certificó que se dieron los 1370 golpes en un minuto, creo. Un minuto parece mucho, pero cuando haces 25 zapateados por segundo parece mucho más.

¿Qué opináis de programas que promueven la danza, como ‘Top dance’ o ‘Got talent’?

Elías. Yo veía Got Talent, antes de irme de gira, y había mucho talento ahí.

Aarón: Sirven para acercar a un público general la cultura, y hacer un país mucho más rico.

Elías: Realmente se aborda de un modo superficial, pero es necesario que en televisión se apueste por la danza, como escaparate. Ojalá hubiese más programas, aunque a veces vemos un poco de falta de creatividad, cuando un programa funciona salen réplicas iguales por todos lados y hacen la misma fórmula. Creo que están bien esos programas, y espero que haya mucha originalidad y que salgan más.

Aarón: Básicamente, está ofreciendo una idea buenísima que él tiene para un programa (risas).

¿El talent show de Los Vivancos?

Elías: Sí, ‘Making the show’.

En 2009 participasteis en la preselección de Eurovisión con Melody, pero dejasteis el proyecto tras la primera gala. ¿Qué no os gustó?

Elías: Fue un cúmulo de despropósitos. Con Melody me quito el sombrero porque es una gran artista y nos alegramos de haber trabajado con ella. Pero somos muy perfeccionistas y a lo mejor la culpa es nuestra, pero si sales a un escenario en el que no puedes dar el 100% por diversas circunstancias, y solo puedes dar el 60%… Nosotros nos embarcamos en un proyecto que suponía un lavado de cara para Eurovisión en el que se haría algo bien hecho, con mucha calidad a nivel artístico, tras la participación de Chikilikuatre, que había sido como de broma. Y cuando llegas a la gala y salvo Soraya y algunos más ves mucho amateur,  como el de los patitos y tal, (¡ojo, mi ole a ellos por llegar allí!) y la manera en la que se planteó todo en Televisión Española fue un poco ¿qué hacemos aquí?

Aarón: Son experiencias que vives y haces y ahí quedan.

En ‘Nacidos para bailar’ hay un número en que salís vestidos de robots que si lo hicieseis en Eurovisión enloqueceríamos a Europa.

Aarón: Si se trabaja bien el espectáculo claro que se puede sacar cosas muy bonitas.

Elías: En Eurovisión hay mucha política, no tenemos países vecinos, y en España hay artistas muy buenos y muchos no quedaron como deberían.

Aarón: Y esperemos que este año tengamos un poco más de suerte que en año anteriores, y ¡España a por todas!

¿Y como balarines de otro país os tentaría acudir?

Elías: Nos llaman de muchos sitios, pero estamos en un momento muy bueno en el que escogemos todo con mucho cuidado. Hay que filtrar un poco, porque es imposible hacer todas las ofertas que llegan.

¿Qué recorrido tendrá Nacidos para bailar?

Aarón:  En Málaga acabamos el domingo y el 11 de mayo empezamos en el Teatro Tívoli de Barcelona, que estaremos siete semanas. ‘Nacidos para bailar’ acaba de arrancar, en Madrid el estreno oficial fue el 11 de abril, casi aún hecha humo. Anteriormente con  el montaje ‘ Siete hermanos’ hicimos más de treinta países, con ‘Aeternum’ hicimos algunos más, y con este hay mucho por delante porque posiblemente haremos lo mismo.

Elías: Aunque ahora que la estructura de ‘Nacidos para bailar’ es más grande, y se plantea la posibilidad de hacer temporadas más largas, y cambiar el formato de la gira, para hacer varios meses en un mismo lugar, en vez de pocos días en muchos sitios.


Licenciado en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación y Organización y en Publicidad y Márketing. Su experiencia profesional abarca trabajos como diseñador y editor de vídeo en varias empresas audiovisuales, y presentador y redactor en una TV local. Actualmente, colabora Radiolé como experto en música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba